DURÍSIMOS… Y CON MUCHA FORTUNA.

Fueron tres golpes, todos en Moto2, terribles, espectaculares y, una vez que los veas, vas a sorprenderte de que ninguno de los tres pilotos haya sufrido no más que magullones de distinta consideración pero, ninguno, que ponga en riesgo su vida.

El más duro, y que asustó a todos, fue el del italiano Lorenzo Baldassarri. Mirá:

httpv://youtu.be/rbxbqtXu-g0

-publicidad-

 

Como pudiste ver, el piloto quedó inconsciente y muchos temieron por su vida. Fue trasladado rápidamente a un hospital en Groningen, donde recuperó la consciencia aunque, debido al traumatismo craneoencefálico que sufrió, no recordaba nada de la caída. Lo positivo es que reconoció a su gente y está estable, pero con un fuerte dolor en el tobillo. Por precaución, quedó en observación.

Eso sí, Baldassarri no perdió el humor a pesar del mal momento y tuitió una foto desde el hospital con la leyenda «Prácticamente como nuevo»:

 

Sin con esto no te alcanzó, mirá el tremendo accidente que tuvo como protagonista a otro italiano, Francesco «Pecco» Bagnaia quien, directamente, pegó con su casco de lleno en el asfalto. Creer o reventar, el pibe de 20 años terminó ileso, a tal punto que se levantó e intentó volver a montar la moto. Sorprendete:

httpv://youtu.be/EQrvqKNR4Qc

 

La última de las caídas en Moto2 involucró a otro de nombre italiano pero que es alemán: Sandro Cortese. Fue bastante parecida a la de Baldassarri, aunque Cortese sufrió apenas unos golpes que no le impidieron correr. Chequealo:

 

 

 

Por Cristian Re.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre