NO TAN

APTO

PARA

SpeedAgro

EUROPEOS

Por el equipo de visionauto

Alain Menu, Guillermo Ortelli e Yvan Muller

El Turismo Competición 2.000 no es nada sencillo, ya lo sabíamos, pero en el primer día de entrenamientos de los 200 Kilómetros de Buenos Aires recogimos un par de comprobaciones. Los pilotos extranjeros que llegaron precedidos de un inmenso cartel descubrieron –o volvieron a corroborar- que los autos muy distintos a los que suelen conducir en Europa. Ya lo había reseñado en visionauto Leonel Pernía seis meses atrás cuando volvió de competir en el Mundial de Turismo (WTCC) en Monza. Los tiempos que marcaron los europeos en los entrenamientos no fueron para nada una maravilla… Pero ellos le pasaron factura al asfalto y al estado general del autódromo porteño.

“No me siento muy cómodo –le contaba Gabriele Tarquini, el campeón mundial del WTCC, a Oscar Larrauri, con quien compartieron jornadas de Fórmula 1 en 1988, cuando el italiano corría para Coloni y el rosarino para EuroBrun- El auto no tiene una reacción constante, hace muchas cosas de improviso, no es muy divertido, voy a tener que tomar las cosas con mucha calma”. Las razones de la diferencia son claras. “Las gomas son más duras y la fuerza aerodinámica es superior”. El campeón José María López, cuyo auto conducirá Tarquini, invirtió mucho tiempo dialogando, radio mediante, con el invitado, tratando de acostumbrarlo al Honda del equipo Petrobras. Espero ponerme a la altura de Pechito, que es un grandísimo piloto, da placer verlo manejar”.

El campeón mundial no ahorró críticas al estado del autódromo. “La pista me gusta, es muy veloz, pero al autódromo le falta mantención, no tiene suficientes vías de escape y falta asfalto en las que hay, los pianitos son muy altos. No cumple el estandar de seguridad de la FIA” se lamentó, sugiriendo que fue esa causa, y no la económica, la que determinó la cancelación de la carrera del WTCC prevista para marzo próximo. En el mismo sentido se había pronunciado ayer, en Europa, el promotor de la categoría, Marcello Lotti.

En el box del JP Racing, no era Christian Ledesma el que dialogaba en el mismo sentido con su compañero ocasional, el francés Yvan Muller –que está a punto de ser campeón mundial en el WTCC, que lidera muy cómodo cuando resta la prueba de Macao- sino que esa tarea recayó sobre Walter Hernández, el ex piloto que ya en la primera carrera de Endurance de la temporada colaboró con el equipo.

“Muller es un piloto muy profesional –contó a visionauto un integrante de la escuadra- Dio apenas dos vueltas de reconocimiento al circuito 12 con un auto de calle, que manejaba Walter, y cuando le tocó a él, la primera vez que dobló la Ese del Ciervo movió el volante para la derecha, luego para la izquierda, y ¡ya había encontrado los radios ideales! Eso sí, tiene mucho carácter. A (el director técnico Alberto) Canapino no le gusta mucho que le den indicaciones sobre cómo hay que poner a punto los autos, pero él entiende todo lo que pasa con el auto”.

Todo no: al rato, Muller rumiaba su bronca sentado en un sillón blanco hundido en las profundidades del box mientras al auto le sacaban el polvo acumulado tras una salida de pista. El francés no pudo seguir girando y quedó a casi cuatro segundos de Agustín Canapino, un teceísta que conoce el circuito nº 12 y que está pasando un momento excepcional. Pero no se quejó tanto del circuito como otros: “A este circuito le falla el piso, pero la semana que viene vamos a correr a Macao, que es mucho más riesgoso” resumió.

Su compañero en el equipo Chevrolet del WTCC, el suizo Alain Menu, se mostró desconcertado. Ganador de la edición 2008 de los 200 Kilómetros, el paso del Astra al Vectra lo dejó con más dudas que alegrías. «No logro entender este auto” dijo el suizo, que anduvo con gomas usadas y tuvo poco diálogo durante la tarde con Guillermo Ortelli. ¿Será que el de Salto ya está al menos espiritualmente fuera del equipo?

Otro que penó con la novedad fue el sueco Stefan Johansson, ex Ferrari y McLaren en Fórmula 1, que volvía a correr en Buenos Aires después de tres décadas, porque aquí debutó en F-1 con un Shadow en el Grand Prix de la Argentina de 1980, disputado en el circuito 15… “No me acordaba mucho de la pista –admitió el sueco- Es peligrosa, sí, pero es muy rápida y sería bueno que los cagones (sic) que corren en Europa vinieran a hacerlo aquí”. Era la primera vez que Johansson manejaba a ritmo veloz un auto con techo de tracción delantera, y giró más de tres segundos más lento que Canapino.

En definitiva, pese a las quejas, Tarquini fue el más veloz de los europeos, quedando 14º, a 1s701 del arrecifeño. Nicolás Minassian, el francés de Peugeot, tampoco se destacó, sorprendido por el estado del Autódromo, quedando a 3s550 de Canapino. A diferencia de Tarquini, Muller y Menu, Minassian no corre autos de Turismo en Europa sino bestias peores: los Peugeot 908 HDi FAP de la Le Mans Series… Y al mejor extranjero en la tanda de ensayos quizás no pueda considerárselo como tal: fue Ricardo Mauricio, el ganador junto a Norberto Fontana, de la edición 2009 de los 200 Kilómetros, a solo 528 milésimas de Canapino.

Foto: AIF

5/11/2010

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre