PESÓ SU REGULARIDAD.

Con un campeonato definido desde hacía dos fechas gracias a un año demoledor de Manuel Luque, que se coronó con el Fluence del Ambrogio Racing, la última cita del TC 2000 en el Gálvez tenía por dirimir quién secundaría en puntos al santafesino. Y, en este apartado, Federico Iribarne terminó como subcampeón con el Civic del PSG16.

Al de Lanús le alcanzó con terminar 4° cuarto conseguir el objetivo en una carrera lineal y en la que se impuso Mariano Pernía con un Fluence, victoria que, sumado al 2° puesto de Gabriel Gandulia y al 8° lugar de Luque (había largado 23°), le dio el campeonato de equipos al Ambrogio Racing. Marcelo Ciarrocchi, quien fue buena parte del año el rival más peligroso de campeón, completó el podio con el Linea del PSG16.

SpeedAgro

“Logramos el objetivo máximo que quedaba en juego y cerramos un gran año en la categoría. Ahora hay que enfocar la cabeza en la definición del TC Mouras y después empezar a proyectar un 2018 que ya se nos viene encima”, señaló Iribarne, que ganó dos Sprints durante el año y que tendría todo encaminado para desembarcar en 2018 en el Súper TC 2000 gracias al jugoso aporte de un importante banco.

Iribarne mantuvo una regularidad que lo llevó al subcampeonato.

 

“Estoy muy contento por el título del Ambrogio Racing y Renault, vine a buscar el subcampeonato también, pero lamentablemente no pudo ser, quedó en manos de Iribarne, que lo tiene muy merecido. Trate de mantener un ritmo de carrera rápido y por suerte lo logramos”, afirmó Pernía, que quedó tercero en la tabla general.

En definitiva, las posiciones finales quedaron con Luque con 375 puntos, Iribarne 285, Pernía 274 y Ciarrocchi 268, mientras que entre los equipos, el Ambrogio sumó 716,50 contra 643 de la Escudería Fela y 606,50 del PSG16.

El festejo de todo el Ambrogio Racing, que tuvo un año impecable.

 

 

 

Por Cristian Re.

Fotos: prensa Iribarne y TC 2000.

 

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre