BUENOS GESTOS.

Por las características ultracompetitivas de la actividad, los pilotos de primer nivel suelen ser egoístas. Sin embargo la pandemia del coronavirus, que ha cambiado la vida del mundo, parece haber despertado sentimientos de solidaridad en muchas figuras.

El glamouroso mundo de la Fórmula 1 no es la excepción, y la muestra más reciente vino por el lado de tres tops, el séxtuple campeón Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Charles Leclerc. Todos propusieron un quita de los millonarios sueldos que perciben con el fin de ayudar a que sus respectivos equipo (Mercedes y Ferrari), puedan afrontar el pago de los sueldos de los otros integrantes del equipo, en una época que sin carreras no generan los habituales ingresos.

Vale el gesto por encima de recordar que todos, y especialmente Hamilton y Vettel, tienen anchas “espaldas económicas“ para hacerlo, con contratos anuales que oscilan entre los 40 y 45 millones de euros.

Vettel, Leclerc y Hamilton resignaran parte de sus millonarios ingresos para ayudar a que sus equipos puedan pagar los sueldos a los otros integrantes.

Distinta en la mecánica fue el caso de McLaren, que directamente decidió rebajar los sueldos de sus pilotos Carlos Sainz y Lando Norris y de sus principales directivos. “Son medidas para proteger los otros empleos en el corto plazo” destacó el comunicado del equipo de Woking, que también elevó al Expediente de Regulación Temporaria de Empleo (ERTE) un pedido de reducción de las jornadas de trabajo para los 850 empleados que en distintas áreas trabajan con el ahora inactivo equipo de Fórmula 1 .

Son tiempos difíciles para todos, incluida la Fórmula 1.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre