LA ERA DE VERSTAPPEN.

¿Se viene o ya estamos’? Esta es la pregunta que salta viendo esta actualidad de la Fórmula 1 con ese nuevo dominador que es Max Verstappen, ganador de las cuatro de las últimas cinco carreras (la restante en Azerbaiyán la perdió por una rotura de un neumático cuando era cómodo puntero) y líder del campeonato, por encima de un Lewis Hamilton, que parece haber perdido esa aureola de rey inaccesible que gozaba hasta hace poquito con sus 7 títulos y 98 victorias.

Un Niki Lauda ganador, con Alain Prost y Ayrton Senna como escoltas, compartieron su último podio en Holanda 1985. Tres grandes referentes que se fueron sucediendo en el dominio de la Fórmula 1 en los 80 y 90..

Apresurado es decir que la era de Lewis ha terminado definitivamente. Un campeón de su estirpe no se rinde así nomás. Más acertado es señalar que ese traspaso del Número Uno en la Fórmula 1 ya está en pleno proceso. Es una situación normal de la vida y el deporte donde los reinados no son eternos. Y en este caso, por encima de los méritos, surge en la inevitable comparación la realidad que enfrenta a un Hamilton con 36 años, siete títulos, casi un centenar de victorias y una fortuna calculada en 500 millones de dólares con un joven de 23 años, como Max con otra importante aunque no tan abultada cuenta bancaria, pero hambriento de una gloria deportiva a la que parece destinado. Situaciones diferentes, que tal vez sólo encuentren puntos coincidentes en la pasión y motivación de todo gran campeón, que en el caso de Hamilton puede jugar a su favor para demorar la entrega del reinado. La renovación de su contrato hasta 2023 no es un dato menor.

-publicidad-

La historia no es nueva y se ha repetido en la era moderna de la Fórmula 1 con grandes campeones que poco a poco debieron ceder terreno ante ambiciosos y talentosos sucesores. Por haberla vivido de cerca, Mathias Lauda hijo del recordado Niki, rescata la situación » Lo que ahora le está pasando a Hamilton con Verstappen es lo mismo que le sucedió a mi padre con Alain Prost” recordó Lauda Jr en una entrevista a Servus TV.S

El ascenso del nuevo pretendiente provoca a veces roces con el consagrado. Un  recordado ejemplo fue la áspera relación de un consolidado Senna con un joven y ambicioso Michael Schumacher.

Mathias no se quedó con el caso de su padre y continuó con ejemplos similares que se dieron en los años posteriores. ”Una vez que estaba instalado en la cima de la Fórmula 1, a Prost, se le apareció Ayrton Senna, como figura joven y prometedora. Y a su vez hasta su muerte, Senna se las tuvo que ver con un por entonces ascendente Michael Schumacher” repasó Lauda sin hacer mayor mención de multicampeones posteriores como Mika Hakkinen, Fernando Alonso y Sebastian Vettel que tuvieron su “cuarto de hora” hasta que desde 2014, Hamilton se convirtió en el indiscutido referente con sus múltiples triunfos y títulos.

La historia suele repetirse. ¿Se viene el final de la era Hamilton y el comienzo de la de Verstappen o ya la estamos transitando?

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre