LA DECISION de Graciela y Víctor Falaschi fue muy valiente, querían seguir dando amor y la vida les puso adelante la posibilidad, una ventana a reencontrarse porque no, con esos sentimientos infinitos y plenos que Guido como hijo les despertó.

La decisión, elaborada, madurada, no habrá resultado nada fácil, sin embargo, siguieron adelante. Así concibieron dos hijos biológicos a través de un vientre sustituto. Así nacieron el 19 de setiembre último, Bautista y Valentino Falaschi. Sin ánimo de entrar valoraciones personales  y mucho menos  científicas, elevadas y desconocidas, el procedimiento médico extendido por cierto en distintos países del mundo, indica la implantación de un óvulo fecundado en el vientre de una madre subrogante como se la denomina. Luego de transcurrido el tiempo prudencial, se generó una corriente de afecto mutuo, indicado en este caso por el instituto de California al que recurrieron también nombres como Elton John y Ricky Martín. El proceso llevó múltiples aspectos y a evaluaciones, análisis, estudios de perfiles sicológicos, etc.

Los Falaschi han sobrellevado la vida desde hace dos años con ese dolor inmenso, irreparable que deparó la muerte de Guido, aquel domingo negro de Turismo Carretera en Balcarce en noviembre de 2011 que conmocionó, conmovió y quebró a miles y miles de argentinos. Aún con el recuerdo imborrable de su hijo, y mientras no dejan de bregar por que se haga justicia y el accidente sea aclarado en sus causas y responsabilidades como debe ser, la vida les ha abierto otra puerta con el nacimiento de los chiquitos, frutos del amor y de una enorme y valiente lección de vida.

Aún en EE.UU, Graciela Falaschi y sus pequeños, han de regresar en unos días a La Argentina; las vivencias y sensaciones van a ser fuertes y cargadas de emoción y claro de alegría. El paso hacia adelante de los Falaschi fue dado, más allá que no olvidarán jamás aquel golpe brutal que recibieron. Hoy Bautista y Valentino Falaschi, les han vuelto a encender la llama de la esperanza.

Por C.S
Foto: gentileza Diario Perfil

-publicidad-

7 COMENTARIOS

  1. Me pone muy feliz que esta gente, padres de un único hijo, puedan seguir adelante de esta manera. Creo que han sido muy valientes apostando al amor que pueden seguir dando y no al odio, al resentimiento o a quedar anclados en un pasado que ya no va a volver a ser. Guido, en algún lugar, seguramente también estará feliz por su familia.

  2. No sabia nada de esta decison de los padres de Guido, se me hace un nudo en la garganta, les deseo toda la suerte

  3. Yo tampco sabia esto de los padres de Falaschi, hay que ser muy valientes y tener muchos huevos, los felicito y a Guido nunca lo vamos a olvidar

  4. Valientes, con ganas de seguir adelante y apostando a la vida! es todo lo que me sale…….
    Felicitaciones Graciela y Víctor. Guido los guía y seguro está muy feliz de verlos felices.
    El Tigre de Varela (Ex-Amante del TC por culpa de Oscar Aventín)

  5. Como la mayoría yo tampoco sabía nada. Los felicito de corazón, gente así es la que hace crecer una nación.
    Mucha suerte familia Falachi.

  6. Victor y Graciela, Sola a quien le toca de serca sabe el dolor y la marca que nos deja ese espacio que ya nadie lo puede llenar, pero lo valiente, lo hermoso que hicieron ustedes es tremendo los felicito de todo corazon . javier

  7. Simplemente admirable. Pasar por semejante dolor (y vivir con el…) mientras se sacan fuerzas para una decisión tan compleja, tanto desde lo afectivo y como desde lo operativo, para llegar a este objetivo. Felicitaciones y respetos por tanta entereza.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre