DOBLE TRAGEDIA.

Por si las muertes del galés Mark Purslov, el francés Cesar Chanal y el norirlandés Dave Morgan hubiesen sido poco en los primeros cuatro días de actividad, el Tourist Trophy de la Isla de Man, en Gran Bretaña, ha ratificado su trágica fama con otro terrible y particular antecedente: la muerte en el mismo accidente de un padre y su hijo.

Roger Stockton y su hijo Bradley sufrieron el accidente fatal en al ultima de las dos vueltas de la carrera de sidecars válida por el Tourist Trophy de la Isla de Man.

Protagonistas del tremendo hecho han sido Roger Stockton y su hijo Bradley, integrantes como piloto y pasajero del binomio de sidecars que participaban en el tradicional festival de la velocidad en el peligrosísimo circuito rutero de 60 Km, rodeado en varios lugares por casas y barrancos. Lugar de la tragedia fue la zona de Ago, un peligroso salto que en la última vuelta de la segunda carrera de la categoría motivó el despiste del vehículo de los Stockton con sus fatales consecuencias. Una zona complicada para el tránsito de los sidecars y donde cuatro días antes se había producido el accidente que ocasionó la muerte de Chanal y serias heridas a su acompañante Olivier Lavorel.

-publicidad-

Con 56 años, papá Roger era un experimentado en el Tourist Trophy con 20 participaciones. En cambio Roger, de 21 años, encaraba su segunda carrera, con el buen antecedente de haber finalizado octavo en la primera. Asimismo los Stockton llegaban con el pergamino de ser los subcampeones del Torneo Británico F 2 de Sidecars.

Las muertes de Roger y Bradley Stockton elevaron a 5 la cantidad de pilotos fallecidos en la edición 2022 del Tourist Trophy y a 262 las víctimas fatales en su historial. Terrible.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre