¿CAMPEONATO TERMINADO?.

Es imposible dar una respuesta afirmativa a la pregunta sobre el destino del título mundial de Fórmula 1, con 19 fechas por delante, y en una actividad siempre abierta a las modificaciones e imprevistos.

Siempre bajo control. Así mantuvo Leclerc a Verstappen mientras el holandés estuvo en pista. «Sabías que no podía luchar contra Charles» reconoció el campeón.

Puede en cambio abrirse un pequeño espacio para la afirmación, viendo la contundencia con la que Charles Leclerc dominó el Gran Premio de Australia desde los entrenamientos iniciales hasta la caída de la bandera de a cuadros de esta tercera fecha. La Ferrari F 1-75 volvió a mostrar un nivel superior, y Charles no dio ninguna opción a sus rivales, y cuando hubo una mínima posibilidad de sobrepaso por parte de Max Verstappen, tras el segundo auto de seguridad, Leclerc supo controlarla con serenidad y determinación. Así redondeó un Gran Premio perfecto, que lo inscribió como 26° miembro del exclusivo Club de Grand Chelem, que sólo admite a quienes en un mismo Gran Premio marcan la pole, hacen el récord de vuelta y ganan de punta a punta. Este último requisito es difícil de cumplir en estos tiempos, de paradas imprescindibles en las estrategias para los cambios de neumáticos.

También empujan a divisar en la lejanía un posible título de Leclerc y Ferrari, ver la importante diferencia que ha tomado con apenas tres fechas, o sea la séptima parte del mundial. Con 71 puntos reunidos aventaja por 34 a George Russell (37), su escolta más cercano, por 38 a su compañero Carlos Sainz (33), por 41 a Sergio Pérez, por 43 a Lewis Hamilton (28) y por 46 al campeón Max Verstappen, que sólo reúne los 25 puntos de su victoria en Arabia Saudita. En todos los casos, son diferencias que superan el puntaje máximo (26 puntos) que otorga un Gran Premio. Una superioridad llamativa recordando que apenas se disputaron tres fechas…

Fijando la lupa de la realidad sobre estos nombres y números bien, puede decirse que el único rival en condiciones ciertas de preocupar a Leclerc es Verstappen, por encima de la mejor ubicación del confiable Sergio Pérez, su compañero en Red Bull. No en vano, el holandés ha sido el único que complicó al monegasco en las tres carreras. La preocupante falta de confiabilidad de su Red Bull (en Australia repitió el abandono de Bahrein por un problema de motor), enfría por ahora en los números el duelo entre las dos joyas de la nueva generación de pilotos.

Sin descartarlos, el resto de los escoltas del piloto de Ferrari parece lejos por el momento. Pese a cierta mejoría que lo llevó a ser la marca que más puntos sumó en Australia, Mercedes Benz sigue sin encontrarle la vuelta al nuevo W 13, y a sus problemas de rebote en rectas y curvas. Esto junto a las quejas de Hamilton y Russell, motivó que Toto Wolff, su director deportivo, admitiese que “además de esos problemas de rebote, tenemos otros como el excesivo peso. Por eso volver a ser competitivos demandará su tiempo y esto hará que no podamos luchar por el título mundial este año”.

George Russell «sufre» el baño de champaña en su segundo podio en la Fórmula 1 que, gracias a su tercer puesto, compartió con el ganador Leclerc y su escolta Sergio Pérez.

Como compañero en un equipo de la alta competitividad de Ferrari, Sainz podría considerarse como un rival y peligroso por estar debajo del mismo techo. Sin embargo el español no ha mostrado hasta ahora, estar a la altura del nivel de competitividad que exige luchar por un título mundial de Fórmula 1, más allá de su mala fortuna del fin de semana, una prueba fue su prematuro despiste en Australia. Un abandono con alto costo ya que lo deja a 38 puntos de Leclerc, una diferencia que salvo imprevistos prácticamente lo sentencia a correr a la sombra del monegasco.

Es apresurado decir que el campeonato está liquidado, pero ante este presente de Leclerc y Ferrari, tampoco desentona intuir el final de esa espera de 15 años sin títulos de un piloto del equipo de Maranello. Igual a no confiarse, porque la última vez que Ferrari tuvo un comienzo dominante con dos triunfos y un segundo puesto de Sebastian Vettel en 2017, terminó  con las manos vacías ante Lewis Hamilton y Mercedes Benz. 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre