DISTINTAS HISTORIAS.

Son las que los 23 participantes del Gran Premio de Gran Bretaña de hace 70 años fueron escribiendo a partir de aquel 13 de mayo, convertido en un icono en sus respectivas vidas por haber participado del inicio del Campeonato Mundial de Fórmula 1. 

Sin dudas la más brillante fue la de Juan Manuel Fangio. La amargura del abandono en Silverstone la borró enseguida con su triunfo en Mónaco, ocho días más tarde, y con los años con los cinco títulos mundiales que lo convirtieron en uno de los mejores pilotos de todos los tiempos. Los italianos Giuseppe Farina y Luigi Fagioli completaron el trío de pilotos vencedores en Grandes Premios mundialistas que tuvo aquella carrera inicial. A su victoria en Inglaterra, Farina sumó los éxitos en Suiza e Italia que lo convirtieron en el primer campeón mundial. Un año más tarde, en Francia compartiendo la Alfetta con el Chueco, Fagioli se convirtió con 53 años y 22 días en el ganador con más edad de una carrera puntuable. No pudo disfrutarla mucho porque dos años después se accidentó en Mónaco en los entrenamientos de una carrera Sport y falleció tres semanas después. Fuera de las pistas, Farina tampoco escapó a su trágico fin sobre un auto al morir en un accidente de ruta en los Alpes franceses cuando viajaba para presenciar a fines de junio de 1966 el Gran Premio de Francia.

Como el equipo de los tres FA, por las iniciales de los apellidos,de sus pilotos se los conoció a Alfa Romeo que junto a, Luigi Fagioli ,Giuseppe Farina y Juan Manuel Fangio. De los participantes en la carrera inicial en Silverstone fueron los únicos pilotos que ganaron carreras.

Ganar las 24 Horas de Le Mans tenía por aquellos años tanto valor y prestigio como un Gran Premio. Luego de aquella tarde en Silverstone incorporaron ese éxito a sus pergaminos el francés Louis Rosier y los británicos Peter Walker y Tony Rolt. Rosier festejó apenas un mes después con las particularidades de competir con su hijo Jean Louis y manejar ¡23 de las 24 horas! su Talbot Lago, la marca que también defendía cuando encontró la muerte en 1956 en Monthlery durante la disputa de la Copa de Paris. Walker venció en 1951 sobre un Jaguar en compañía de su compatriota Peter Whitehead, pero terminó con un mal recuerdo de Le Mans ya que un grave accidente en 1956 apuró su retiro. El turno de Rolt llegó en 1953, con Duncan Hamilton como compañero sobre un Jaguar Type. Pudo contarlo hasta el 6 de febrero de 2008, fecha de su muerte a los 89 años, que dejó sin sobrevivientes al grupo de pilotos participantes en el arranque del Campeonato Mundial.

-publicidad-

También en aquel tiempo del comienzo del Mundial era común ver  pilotos cuarentones y hasta cincuentones. Por eso en esa grilla inicial en 1950, punto intermedio del siglo XX, no fue extraño encontrar pilotos nacidos en el siglo anterior. Hubo tres ya que junto con el  mencionado Fagioli (9/6/98) estuvieron el francés Philippe Etancelin (28/12/96) y el monegasco Louis Chiron (3/8/99), dos que por entonces ya habían vivido sus mejores horas deportivas. Por eso no entregaron grandes resultados aunque Chiron se hizo un lugar en las estadísticas en Mónaco 1955 al convertirse con 55 años 9 meses y 19 días en el piloto de más edad en largar un Gran Premio. Ambos se retiraron vivos a mediados de los 50 y durante años siguieron ligados al automovilismo, Chiron, como director del Gran Premio de Mónaco y el Rally de Montecarlo. Etancelin, como directivo del Club de Pilotos Antiguos, entidad que también integró el suizo Emmanuel de Graffenried, hasta su muerte el 22 de enero de 2007 a los 92 años que lo convirtió en el piloto más longevo de los que largaron la primera fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1.

Un mes después del debut en Silverstone con un 5° puesto,, el francés Louis Rosier logra la hazaña de vencer en Le Mans tras manejar 23 de las 24 horas.

Como contrapartida hubo otros integrantes de aquella grilla de Silverstone que no tuvieron vidas muy prolongadas. El británico Joe Fry apenas vivió 77 días más. Se mató el 29 de julio en una carrera menor en Brandford Camp. Tenía 35 años, cuatro menos que los que contaba el belga Jonathan Klaes cuando en 1956 murió de tuberculosis. Una peritonitis terminó en 1964 a los 53 años con la vida de Reg Parnell y tronchó su ascendente carrera de constructor y director de equipo. Radicado en España al inglés David Murray, contador y creador del equipo Ecosse le llego su hora final en 1973 a los 63 años en un accidente de tránsito en Las Palmas.

Otro inglés, Geoff Crossley, apenas corrió una Gran Premio más (Bélgica 1950) pero con sus 29 años cumplidos dos días antes de aquella tarde en Silverstone se destacó por ser el más joven de aquella primera grilla mundialista que tuvo una edad promedio de 39 años, 3 meses y 25 días. Actualmente parece elevada pero está ubicada 15ta en una lista que encabeza el Gran Premio de Bélgica 1951 con un promedio de 42 años, 9 meses y 12 días.

El Principe Bira estuvo varias veces en Argentina y en una de esas visitas conoció a Chelita  Howard. Se casó pero luego de algunos años se separaron.

Para Leslie Johnson esa carrera en Silverstone fue debut y despedida del Mundial. Ni siquiera pudo darse el gusto de completarla y encima protagonizó el primer abandono al dar apenas un par de vueltas por un problema con el compresor. Se dedicó a las carreras de Turismo y Sport y murió de una crisis cardíaca a los 47 años. Un poco más de continuidad, aunque no mucha, mostraron David Hampshire (largó 2 carreras), Brian Shane Taylor (2), Joseph Kelly (2), Eugene Martin (2), Cuth Harrison (3) y Bob Gerard (8). En cambio lograron mantenerse algunas temporadas el francés Yves Giraud Cabantous (14) y el pintoresco Principe Bira (19). Ninguno subió a un podio pero el tailandés Bira, amigo de Fangio y casado durante años con la argentina Chelita Howard, se dio el gusto de vencer en dos carreras sin puntaje. El 23 de diciembre de 1985 murió de un infarto en una estación de subte en Londres. No llevaba documentos y por eso Scotland Yard tardó dos días en identificarlo. A los 71 años sus días de lujos y gloria habían quedado muy lejos.

Así escribieron sus historias estos 23 pilotos a partir de aquel 13 de mayo de 1950 en que entraron en la historia por ser los participantes la primera carrera del Campeonato Mundial.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre