UN BICAMPEONATO no se logra todos los días. Marca la continuidad de un trabajo que se hizo bien y que, en este caso, hasta mejoró.

Tal vez algo opacado por el accidente que provocó el fallecimiento de un espectador en el Rally de Entre Ríos, lo cierto es que Marcos Ligato, navegado por Rubén García con el Chevrolet Agile MR de su Tango Rally Team, defendió la corona de campeón del Rally Argentino lograda en 2014, y pudo consagrarse con una fecha de anticipación. Otro dato que refuerza el gran y trabajo del cordobés durante el año.

“Era el sueño poder terminar el campeonato en Concepción del Uruguay, principalmente por disfrutarlo en un lugar que para mí hoy representa mi segunda casa. Era una buena manera de devolverles algo de todo lo que me dan celebrando un título y ganando ahí, algo que nunca había logrado. Pero todo eso lamentablemente se cortó por lo del accidente. Lo menos que podíamos hacer era respetar a la familia; tampoco había ánimo para festejar”, contó el de Río Ceballos.

Ligato fue contundente durante todo el año, ahí estuvo la clave del bicampeonato.
SpeedAgro

 

Razones y planes.

“Creo que estamos cosechando lo que sembró el equipo, principalmente mi familia y yo, desde que arrancamos como estructura. Tuvimos momentos muy difíciles, nos costó mucho, con demasiados errores de los cuales aprendí. Y todo eso nos llevó tiempo, vivimos muchos sinsabores, pero nunca bajé los brazos y armé un grupo humano muy bueno”.

“El problema pasa mucho por la cabeza -analiza-, no es fácil ser dueño de un equipo y ser piloto al mismo tiempo y que las cosas salgan mal. Cuando todo te sale bien, sos buen piloto, buen director de equipo, un gran ingeniero… Pero cuando salen mal, te hacés miles de preguntas. Cuando llegás a la asistencia sabés que todo va a estar ordenado, que cada uno sabe qué hacer, que no voy a tener ningún tipo de reclamo de un padre o de un piloto… Me ha pasado de llegar y en vez de descansar o concentrarme en cómo seguir, estaba atendiendo los reclamos del resto que quería explicaciones de por qué se les paraba el auto. Esa época fue dura y me hizo muy mal psicológicamente”.

Apunta Marcos, “encaramos el año de la misma forma que el anterior, pero con la ventaja de saber que el equipo ya estaba funcionando bien. Lo mismo no nos quedamos parados; fuimos por lejos el equipo que más probó, los que más intentamos mejorar. Y seguirá siendo así. Sabemos que estamos adelante, pero eso no significa que tengamos el éxito comprado. Hay que seguir mejorando porque el resto también lo hará”.

“El equipo ya está trabajando en un auto nuevo para mí para arrancar el 2016. Vamos por más. Lo de este año es soñado, haber ganado hasta el momento seis de nueve carreras es increíble. En el 2005 viví algo parecido al ganar seis de nueve”.

Ligato logró una armonía en el trabajo de su propia estructura y eso se reflejó en su labor individual.

 

“Federico Villagra fue el referente durante mucho tiempo, porque era el piloto a vencer. Cuando era al revés y yo tenía que darle batalla, a él lo veíamos siempre un paso adelante. Así que hoy calculo que los otros deben ver lo mismo en nosotros. No noto nada raro; pero creo que los rivales deben sentir algo similar a lo que yo sentía cuando Villagra dominaba”.

“A mí me gusta mucho el automovilismo y cualquiera que cuente con la pasión que uno tiene sin dudas que le gradaría estar en más categorías y crecer. Yo lo hice; estuve en el TC, llegamos a tener 12 autos de rally haciendo el campeonato Sudamericano, Federal, Cordobés, Argentino… y era muy difícil. Yo a esta estabilidad y armonía que en la actualidad tiene el equipo no la cambio por nada. Esto es gran parte del éxito”.

 

Por el equipo de VA.

Fotos: Prensa Rally Argentino.

 

 

 

 

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre