CUANDO A UN LABURANTE lo despojan de sus herramientas de trabajo, no sólo le quitan un valor material importante, también le dan un golpe artero a su confianza, y más cuando ocurrió en un lugar supuestamente seguro.

La víctima fue, en este caso, el reportero gráfico Guillermo Cejas, uno de los grandes captadores de imágenes fierreras que, todos los fines de semana, inmortaliza con su cámara momentos únicos de las categorías más importantes de nuestro país. En el Juan Manuel Fangio de Rosario, donde ha corrido el Súper TC 2000, vivió una situación realmente repudiable: el viernes, con muy poca gente en los boxes, le hurtaron un muy valioso lente del interior del auto, estacionado al lado de la sala de prensa. Y eso que había vigilancia…

Lo cierto es que Guillermo tuitió los dato del lente, que le costó unos 5000 de los verdes, por si el amigo de lo ajeno que se lo robó tiene intención de venderlo. Mirá atento los datos, capaz le podés dar una mano a alguien que, como ocurre en este medio con la mayoría, hace todo a  pulmón y con mucho sacrificio:

 

-publicidad-

Ah, y mirá si no será importante para el damnificado que hasta ofrece 10.000 pesos para el que logre devolvérselo intacto. Dale, estate atento.

 

Por Cristian Re.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre