QUÉ MÁQUINAS!

El esperado inicio de la temporada 2022 de Fórmula 1 en Bahréin, ante el mundo de los fierrros. Y como te hemos venido contando con enormes cambios en los monoplazas. Cambios que extendieron, porque Mercedes-AMG contribuye, una vez más, a la seguridad del Mundial, y con dos modelos de rendimiento excepcional, excepcionales. Son los nuevos autos oficiales, el Safety Car Mercedes-AMG GT Black Series y el Medical Car GT 63 S 4MATIC+.

En el flamante Safety Car, la tradicional señalización, que se ubicaba como una barra de luces en el techo del vehículo, se ha incorporado en la zona superior del parabrisas del AMG GT Black Series. En la parte delantera, tres pequeños módulos de luz naranja y un gran módulo verde están colocados a cada lado del logotipo AMG y, en la aleta superior principal del alerón trasero, hay 13 luces naranjas.

El significado de las luces de seguridad. Las color naranja se encienden tan pronto como el auto de seguridad entra en servicio. Parpadean en la sección central en la parte trasera, y brillan constantemente a ambos lados adelante; significan que no se puede adelantar al auto de seguridad. Si el AMG GT Black Series ingresa a la pista y activa las luces verdes, marca a los pilotos que pueden adelantar al auto de seguridad.

El AMG GT Black Series tiene todas las características necesarias para el duro trabajo en el extremo más alto del deporte motor. Su motor biturbo V8, transmisión con doble embrague y el chasis altamente afinado con suspensión de doble horquilla de aluminio, brindan los fundamentos para lograr vueltas rápidas. La estructura inteligente y liviana, mezcla diferentes materiales y garantiza no sólo un peso total bajo del coche, sino también un centro de gravedadtambién bajo.

La aceleración y la velocidad máxima, más que suficientes para el trabajo encomendado. La versión de producción estándar del Mercedes-AMG GT Black Series completa el sprint de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 325 km/h.

NECESARIAMENTE VELOZ

El nuevo auto médico oficial de F1, siempre a la espera para responder rápido ante emergencias, y tripulado por hasta tres médicos, incluido el coordinador de rescate médico de la FIA. Ocupando los asientos traseros, uno o dos médicos locales, que provienen de una clínica especializada cerca de cada circuito.

Para asegurarse de que no se pierda tiempo en caso de una emergencia, el auto médico oficial, permite alcanzar el máximo rendimiento en cualquier pista. El motor biturbo V8, 4.0 litros, tiene una potencia máxima de 470 kW (639 hp), y acelera el coupé de cuatro puertas con equipamiento estándar de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos. La velocidad tope, 315 km/h. ¿Te alcanza?

Los socorristas se mantienen firmes en su lugar, incluso a altas velocidades, gracias a cuatro asientos individuales, que incluyen arneses con seis puntos en los delanteros y arneses con cuatro puntos en la parte trasera.

Autos, estos Mercedes, también para admirar en la F-1.

 

Fotos: Prensa Mercedes-Benz Argentina.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre