GANÓ LA COPA QUE LE FALTABA

Asegurado desde la carrera anterior en México, el título de pilotos en favor de Lewis Hamilton, la Copa de Constructores era el halago que le faltaba a Mercedes Benz para coronar su brillante temporada 2018.

Hamilton se vió beneficiado por el toque de Ocon a Verstappen y sobre el final controló al holandés. Asi logró su 72ª victoria en la Fórmula 1 y la 2ª en Brasil, donde ya habia ganado en 2016.

Lo consiguió y encima con un nueva victoria de Hamilton en el Gran Premio de Brasil. Un triunfo, el 10º de la temporada del inglés, que se vió facilitado por la inexplicable maniobra del rezagado Esteban Ocon que provocó un toque y posterior despiste de Max Verstappen, líder hasta entonces (vuelta 42 sobre 71)  sobre el Red Bull. El segundo puesto no conformó al holandés que al terminar la carrera agarró a  los empujones a francés.

«No sé qué decir. Uno hace todo bien, tuvimos un gran coche y entonces, un idiota nos lleva hacia afuera mientras él está rezagado con una vuelta. No tengo palabras.» declaró Max, ya más tranquilo y luego que las autoridades de la Federación Internacional del Automóvi  (FIA) lo sancionasen con dos días de trabajos comunitarios que deberá realizar en los próximos seis  meses bajo la supervisión de la FIA. «Si no lo contienen me pega una trompada. Conozco a Max (corrieron juntos en la GP 3 y Ocon le ganó el título) y sé que no se puede hablar con él…»  se defendió Ocon

El toque del rezagado Ocon con ellíder Verstappen le quitó al holandés la gran posibilidad de repetri en Interlagos la victoria obtenida el año pasado.

Igual Mercedes Benz no precisaba el triunfo para asegurarse la Copa de Constructores, ya que las Ferrari nunca tuvieron el gran protagonismo que necesitaban para mantener sus tibias chances de prolongar la definición a la fecha final el domingo 25 en Abu Dhabi. Kimi Raikkonen quedó 3º y Sebastian Vettel, en un opaco puesto.

Con esta conquista Mercedes Benz continuó la racha iniciada en el 2014, sumó su 5º título consecutivo y, al igual que Hamilton entre los pilotos con Vettel, se despegó de Red Bull en el escalón que compartía con 4 Copas de Constructores. Pudo haberlo hecho antes de haber contado los títulos de pilotos 1954 y 1955 logrados por Juan Manuel Fangio, pero en esa época todavía no estaba en juego la Copa de Constructores, recién instituida en 1959.

Muy bien acompañado, Hamilton celebra la victoria que le aseguró a Mercedes Benz su 5ª Copa de Constructores. Como en carrera, relegados quedaron sus escoltas Verstappen y Raikkonen.

Ahora Mercedes Benz es quíntuple campeón de constructores y va en camino de  igualar y superar al desaparecido  Lotus (7 Copas) y los vigentes pero actualmente poco competitivos McLaren (8) y Williams (9). Más lejano asoma el objetivo de trepar a la punta, donde con 16 títulos, habita Ferrari, el legendario equipo que en los últimos años quedó opacado por el brillo de las Flechas de Plata.

 

Fotos: granprix.com y formula1.com

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre