TRADICIÓN EN PELIGRO.

Soplan nuevos y fuertes vientos en la Fórmula 1 a la hora de pensar en futuros calendarios. Vienen de frentes tan distintos y poderosos económicamente, como Medio Oriente y Estados Unidos. El avance de los árabes se refleja en cuatro casilleros (Bahrein, Qatar, Arabia Saudita y Abu Dhabi) en la agenda mundialista. El renacer yanqui se nota en la segunda fecha ya confirmada para la actual temporada en Miami, más allá de las quejas fuertes oponiéndose de vecinos que llevaron sus voces a la justicia. En tanto, la tercera se anunció para 2023 en Las Vegas. No parece ser simple casualidad recordando el origen estadounidense de Liberty Media, la empresa que regentea la categoría.

Costosas embarcaciones ancladas en la zona del puerto forman parte del glamoroso marco que como uno de sus signos característicos, tiene el Gran Premio de Mónaco.

Sin posibilidad cierta de estirar mucho más el ya frondoso calendario actual de 23 Grandes Premios, la situación de avance de lugares hasta no hace mucho no tradicionales, y poco entusiasmados con la Fórmula 1, ha estrechado el terreno para los habituales desde hace tantos años escenarios europeos, el verdadero corazón del Mundial, poniendo en peligro su continuidad o al menos una presencia permanente.

No sorprenden las dudas sobre los Grandes Premios de Francia y Bélgica. Ambos han sabido interrupciones por problemas económicos. En cambio, llama la atención la incertidumbre que comenzó a rodear a partir del próximo año a la carrera más emblemática del calendario: el Gran Premio de Mónaco. Sin decirlo directamente, dos voces fuertes de Liberty no le aseguran continuidad a la cita en las calles del Principado.

«La llegada de ofertas de nuevos promotores es una ventaja para la Fórmula 1, ya que anima a los actuales organizadores a elevar la calidad de su trabajo, en cuanto a la oferta para el público, la infraestructura y la gestión del evento. Ya no basta con tener un patrimonio fuerte. También hay que demostrar que estás a la altura», lanzó Stefano Domenicali, CEO de Liberty.

La buena relación de Stefano Domenicali, CEO de Liberty Media, con mandatarios árabes más el acceso del emiratí Ben Sulayem a la presidencia de la FIA, potenciaron la presencia árabe en la agenda de la Máxima

Más directo resultó el mensaje del estadounidense Zak Brown, director ejecutivo de McLaren y asesor de Liberty. «Mónaco siempre ha sido la parte más glamorosa de la F-1. Pienso que Miami, Singapur y Las Vegas empiezan a ser mercados con bastante glamour también. Creo que Mónaco tiene que ajustarse a las mismas condiciones comerciales que los demás Grandes Premios, y también debe trabajar en la adaptación de su pista, porque a medida que nuestros coches se hicieron más grandes las carreras se han hecho más duras», disparó Brown antes de aclarar que, «hay que tener en cuenta la historia, pero también el espectáculo que se ofrece. Por otro lado, hay un elemento que no debe guiar nuestras decisiones, pero que hay que tenerlo en cuenta, y es la contribución económica a la categoría. Prefiero tener Mónaco a no tenerlo…, pero al igual que el campeonato es más grande que un piloto o un equipo, creo que el Mundial de Fórmula 1 es más grande que un Gran Premio».

Vale recordar, el Gran Premio de Mónaco es el único del calendario en no pagar ningún canon por recibir a la carrera disputada desde 1929. Como compensación ofrece su glamoroso marco, como una tentadora vidriera para patrocinantes y personajes del jet set internacional. Tan especial marco, más que su tortuosa pista, además lo hacen preferido de los pilotos, quienes ya han manifestado su contrariedad por la posibilidad que Mónaco desaparezca del calendario.

Las Vegas ya anunció su regreso al calendario para 2023 luego de 41 años. De esta manera, Estados Unidos volverá a tener tres fechas en el Mundial de Fórmula 1.

Frente a la incertidumbre sobre la renovación de un contrato que vence este año, Michel Boeri salió a calmar ansiedades y atenuar temores. “Hemos escuchado decir que las demandas solicitadas para renovar el contrato, eran demasiado excesivas para Mónaco, y que el Gran Premio ya no se disputará luego de este año. Eso es totalmente falso. Estamos en conversaciones con Liberty Media y con la Fórmula 1, para firmar un contrato nuevo. No sé si el contrato será por tres o cinco años, pero lo que puedo garantizar que el Gran Premio de Mónaco seguirá celebrándose después de 2022”, aseguró el presidente del Automóvil Club de Mónaco.

Viene bien la aclaración de Boeri, sin embargo no quita las dudas porque todavía no hay nada firmado. Y lo importante es que la Fórmula 1 no pierda al Gran Premio de Mónaco. Es cierto como dice Brawn, que una carrera no está por encima del campeonato, pero también es cierto que Mónaco es algo más que una simple carrera. Es la joya que distingue a la Fórmula 1. Esperemos que no se la lleven puesta los nuevos y fuertes vientos que soplan en la Máxima.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre