LA CULPA DE TODO la tiene Alberto Scarazzini, que le dio una entidad que, de otra manera, el tema no habría tenido.

El entrerriano hizo su stand-up -por el que pidió disculpas más tarde, antes de ser multado en 3.000 pesos por la CDA, y por el cual podría recibir una sanción extra- cuando advirtió que el puntero de la carrera callejera Facundo Ardusso (24) se acercaba al rezagado Daniel Collazo (51).  Fue su reacción la que puso el acento sobre el accionar de este piloto que hacía su debut en el SuperTc2000.

SpeedAgro

El mencionado conductor se declaró dolido por lo que se dijo sobre su actuación, e incluso habló de iniciar acciones legales contra algunos medios y/o periodistas que aparentemente mezclaron lo profesional con lo personal.

Como si la actuación de marras tuviera algo que ver con el profesionalismo.

Collazo intervino (o participó, como se prefiera) en la carrera de SuperTC2000 sin ser idóneo en la cuestión. Esto, por supuesto, es materia opinable. Lo pensamos nosotros. No faltan quienes digan que, desde el momento en el que la CDA aprobó su presencia ésta es indiscutible. Para lo cual basta con darle carácter de infalible a las decisiones de la CDA, como si quienes la dirigen u orientan fueran superhéroes y no seres humanos.

Se sabe que el conductor en cuestión fue examinado en el «Oscar Cabalén» de Córdoba. El examinador, un piloto profesional, dictaminó que era cinco segundos más lento que los registros de punta logrado en ese autódromo; los peritos le recomendaron que siguiera girando, pero luego extendieron  su aprobación, basada de paso en el hecho de que compitió todo un año en TC2000 sin cometer grandes errores. Como si bastara un periodo determinado para acreditar categoría.

Cualquiera de las especialidades más avanzadas del automovilismo argentino tendría que ser el pináculo de la conducción deportiva; por lo tanto, no debería mezclar a profesionales con amateurs. 

Si esas categorías están estructuradas hoy de manera en que se alimentan de sus divisiones inferiores, en las que los aspirantes hornean sus condiciones, es deseable que sean los mejores, los más destacados, los que a la larga resulten promocionados. Lógica pura. Más: es indispensable que sea la calidad, no el poderío, el criterio de promoción.

No se desconoce la realidad de la categoría, en la que muchos pilotos pagan para correr, otro grupo compite «por el pancho y la Coca» (en palabras de Franco Vivian) y solo un reducido núcleo cobra su dinero por ganar. Eso no desmerece la argumentación: por el contrario, la refuerza. El circo no se sostiene solo con pilotos que paguen independientemente de sus cualidades.

¿Era el conductor en cuestión uno apto para semejante promoción? La tabla que sigue muestra cómo rindió en el TC2000 del 2012: se tomó la clasificación, el momento en que más rápido se viaja durante el fin de semana, en que se mide la performance pura. 

  • Rosario – 7° – a 1s367
  • San Juan – 12° – a 2s100
  • Gral.Roca – 11° – a 2s759
  • Oberá – 10° – a 4s747
  • Rafaela – 9° – a 1s939
  • San Martín – 11° – a 4s566
  • Río Cuarto – 10° – a 2s132
  • Santa Fe – No corrió
  • Salta – No corrió
  • Potrero – 13° – a 5s618

Potrero  de los Funes es el circuito más largo del calendario y por lo tanto es normal que se haya registrado allí la máxima diferencia. Pero está claro que a lo largo del 2012 estuvo, en promedio, a dos segundos de la punta.

¡En la división de ascenso!

En términos futboleros, se diría que estuvo peleando el descenso antes que jugando para ascender…

Pero ascendió. Es materia opinable, y por lo tanto opinamos: no tendría que estar corriendo en SuperTC2000. Los antecedentes avalan a nuestro criterio este juicio.

Que no es ni más ni menos que eso.

Por Pablo Vignone

 Foto: STC2000

 

 

 

 

 

 

14 COMENTARIOS

  1. Impecable. Comparto. Ví la carrera cerca del retome del ACA y sufrí, junto con mucha gente. El consenso era la pregunta «¿Qué hace ese tipo en pista…?»

  2. No es por defender a Collazo por que ya se sabe que es un piloto de los no tan habiles pero estos tiempos que se publican son del puntero contra un bora del año pasado que se sabe esta muy pordebajo de uno de punta si no preguntenle al tano Salerno. Recien este año en manos de Chapur y con manitos de Fineschi en los autos el bora fue medianamente competitivo

    • El auto que usa (no podemos decir «corre») no es un Bora, es el Fiat Línea ex oficial que el año pasado peleó la punta con Pecho a principios de año y con Vivian después…

  3. Se la agarran con este chico, prque no tiene apellido conocido Ejemplo marcos Dipalma es una tortuga, Gaston Mazacane es re tortuga

  4. Collazo tiene 51 pirulos, nunca se destaco de jóven en ningún lado (por lo tanto, nunca tuvo un nivel con el cual comparar), estas mas para la copa Fiat Punto que para el TC2000. Lamento que probablemente recién ahora tenga la posibilidad económica de subirse a un auto de competición de una categoría nacional, pero el tren se le pasó hace rato y hay que reconocerlo.
    Si en el automovilismo de hoy con 40 años sos viejo, con 51, sin pergaminos y con un pésimo estado físico, salvo por la guita no veo otra razón para que habiliten a ese muchacho. Mientras tanto, Fontana, Silva, Guerrieri, Ponce, el Gurí (que está viejo pero al lado de Collazo tiene 19 años…), Basso y muchos otros mas, quedan afuera. Peón y Clarín lo hicieron!

  5. Bien Vignone. Siempre claro y certero. Si bien Scarazzini debe justificar su sueldo, mostrarse en camaras y complicar a las comisarios deportivos, P.Peón no puede defender lo indefendible. Si el STC 2000 es tan importante, no pueden faltar Fontana, Silva y Ponce y correr no solo Collazo sino otros sin condiciones ni nombre.- Además, resulta perjudicial para el automovilismo crear una categoria (TC 2000) con un nombre historicamente importante y rifar su prestigio solo para facturar. Como van a acercar a la gente a los autodromos!!!!!!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre