«ES UNA PALABRA QUE  no sé si debería decir porque es muy fuerte, pero esa palabra es prostituta. No necesité ser prostituta para seguir en la Fórmula 1 y este es mi mayor orgullo. No imploré para correr. Quería seguir y pude seguir pero no necesité pagar para correr».

Realizada la inicial aclaración,  Felipe Massa largó lo que sentia sobre la forma en que tras conocer su  alejamiento de Ferrari  logró su continuidad en la Fórmula 1  con su contrato con Williams. Fue durante el almuerzo que en San Pablo reunió a los periodistas brasileños en la previa del último Gran Premio del año. Obviamente la prostitución a la que se refería no era la del sexo sino  la de convertirse en un piloto que paga por correr. Sutilmente fue un lindo «palito» entre otros para el mexicano Sergio Pérez y el venezolano Pastor Maldonado sus colegas latinoamericanos que con la fuerza de buenas billeteras están buscando desesperadamente  una butaca en la Fórmula 1 luego de ser desplazados de McLaren y Williams.

Este fin de semana en su San Pablo natal será especial para Massa ya que cerrará un ciclo de ocho temporadas en Ferrari donde compartió equipo con grandes campeones a los que ayudó como sucedió con Michael Schumacher, Kimi Raikkonen y Fernando Alonso, algo que quizás haga que recién con el tiempo se valore realmente su actuación en las filas de Maranello.  Tuvo su chance de ser campeón pero le faltó esa dosis de fortuna si se recuerda que en los últimos 800 metros se le escapó el titulo mundial del 2008 cuando  tras cruzar vencedor la meta, Lewis Hamilton superó a Tim Glock en la curva final y así con el 5° lugar logró los puntos que necesitaba para desbancarlo por apenas un puntito. Pero por otro lado puede sentirse afortunado por haber sobrevivido al grave accidente de Hungría 2009 que lo tuvo al borde de la muerte durante varios días. Desde entonces su estrella se opacó. 

Desde el 2006 hasta esta temporada, Massa corrió con Ferrari 137 de los 190 Grandes Premios (antes estuvo tres años en Sauber) que contabiliza su campaña en el Campeonato Mundial. Ganó 11, con 15 poles, 14 récords de vuelta y 36 podios con cifras que pueden aumentar este fin de semana. Massa lo espera pero es realista y por eso reconoce que  «ganar por tercera vez en Interlagos es el sueño de mi vida y coronaría mi gran relación con Ferrari, pero para que esto se concrete es necesario que haga frío y llueva, para así poder reducir la diferencia que tenemos con relación a los Red Bull»

Por el equipo de VA

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre