PORSCHE VUELVE A LAS PISTAS de manera oficial este fin de semana, con su flamante 919 Hybrid, buscando reverdecer viejos laureles. ¿Será una tarea sencilla? ¿Será posible?

Con 16 logros, Porsche es la marca con más victorias en los 81 años de historia de las 24 Horas de Le Mans, la más famosa carrera de resistencia del mundo. En 1999, el fabricante alemán le dio la espalda a la carrera, en un movimiento que fue ampliamente leído como un medio de liberar fondos para desarrollar su primer SUV, el Cayenne. Dieciséis años más tarde, ante los aplausos clamorosos de los fanáticos, Porsche está volviendo a las carreras de autos sport, su verdadero habitat.

Cuando la marca tomó su tiempo sabático, pasó la posta a otra marca del Grupo Volkswagen, Audi. Y Audi no se limitó a participar, convirtiéndose en la segunda marca con más victorias en Le Mans en 2013, reclamando 12 victorias en 14 años. Muchos observadores suponían que el tan esperado regreso de Porsche en Le Mans y al Mundial de Resistencia (WEC) significaría el fin de la participación de Audi. Pero no es el caso.

Dentro de la familia de marcas de Volkswagen (que también incluye Bugatti, Bentley, Lamborghini, SEAT y Skoda, además de las motocicletas Ducati), cada marca financia sus propios esfuerzos en las carreras, y tanto Audi como Porsche tienen los recursos para competir en el WEC 2014 (que se inicia este fin de semana con las 6 Horas de Silverstone), incluyendo Le Mans. Es así que en 2014, los primos se enfrentarán entre sí por primera vez.

El primer paso para el regreso de Porsche en Le Mans fue presentar una oportunidad de negocio para su consejo de administración. Los propios beneficios de la compañía iban a financiar el esfuerzo; Porsche se queda con 23.000 dólares promedio por vehículo, de toda su línea de productos. Exactamente ¿cuánto asignó al programa de Le Mans? Las cifras específicas son desconocidas, pero estimaciones fiables sitúan el costo de una temporada en el WEC entre 100 y 200 millones de dólares en el primer año y más allá de 50 millones de dólares para cada año posterior. Eso es lo que le pasó a Audi, cifras más o menos, a partir de 2000. A modo de comparación, a los equipos grandes la Fórmula 1 les cuesta alrededor de 300 a 400 millones por año, sin incluir los presupuestos de motor de desarrollo y mantenimiento.

El enfoque más exitoso en los últimos años de Le Mans ha sido la estrategia de motores diesel, que Audi estrenó en 2006. Porsche está tomando un rumbo bastante diferente.

Durante los últimos 15 años, Audi ha elevado la preparación de las carreras de resistencia a una forma de arte. Para el equipo de Ingolstadt, la preparación para una carrera de 24 horas incluye correr su propia carrera de prueba durante 48 horas. Porsche no pudo darse el mismo lujo. Incluso para una empresa que construyó su reputación sobre la ingeniería exquisita a través del automovilismo, poner en marcha una operación apropiada después de más de una década de inactividad no es poca cosa. Durante febriles dos años de trabajo se desarrolló el coche que se convertiría en el 919 Hybrid, probando varios motores, incluyendo el motor V8 de 3.4 litros del modelo RS Spyder LMP2 (que nunca corrió a nivel oficial), pero ninguno resultó adecuado.

Así que el equipo de ingeniería regresó a la mesa de dibujo antes de decidirse por un nuevo motor de 4 cilindros y 2 litros en noviembre de 2013. En sólo cinco meses, el motor nació, creció, aprendió modales, se graduó en la escuela militar y va a la guerra. Es un proceso que normalmente toma un mínimo de 18 meses. Es una apuesta interesante porque, en buena medida, es un motor con una configuración como la de los que equipan normalmente a cualquiera de los autos que ves por la calle. Ganar Le Mans con un motor parecido al que usás vos para ir a trabajar todos los días… es un formidable ejercicio de marketing.

Además del naftero de cuatro cilindros turboalimentado, con tracción en las ruedas traseras, el híbrido 919 utiliza dos sistemas de recuperación de energía: un generador accionado por los gases de escape y un sistema de recuperación de freno de energía para convertir la energía cinética en electricidad, que se almacena en baterías de iones de litio. Las baterías alimentan un motor eléctrico que envía potencia a las ruedas delanteras bajo ciertas condiciones. Básicamente, es el mismo sistema que se usa en Fórmula 1.

Audi continuará con su plan diesel. En comparación con el motor diesel V6 turbo del año pasado, el motor en el 2014 R18 e-tron híbrido es más grande (4 litros, frente a los 3,7), un aumento que compensa las restricciones de presión en el turbo para los vehículos que cuentan con la asistencia de motor eléctrico, tal como se define la nueva clase LMP1-H.

Hay intriga más allá de pistones, turbos, volantes y combustible. A medida que se acerca la primera carrera en la que Porsche y Audi se enfrentarán, la pregunta es cómo actuará la corporación en Le Mans. Parece haber poca duda de que Audi y Porsche serán capaces de ganar por mérito, sin órdenes corporativas. Pero es improbable que quieran humillar a un integrante de la familia.

El mes pasado, durante un par de sesiones de prueba de cuatro horas oficiales en el circuito de Paul Ricard, un Porsche registró los tiempos más rápidos por vuelta. Pero Audi fue vencido por apenas ocho décimas de segundo. El australiano Mark Webber, exiliado de la F-1, es la carta conductiva más poderosa que tiene Porsche. ¡Que comience el duelo! 

httpv://dai.ly/x1kmeli

UN EXITO DE CAJA

Durante la ausencia de 16 años de Porsche de carreras de resistencia de alto nivel, algunos de los mejores espectáculos de la compañía no sucedieron en la pista, sino en el banco. Pero no en el banco de pruebas, sino el de los depósitos…

Porsche obtuvo un anticipo de sus clientes más ricos para desarrollar el nuevo 918 Spyder, un super auto de 887 HP. Estos depositantes renunciaron entregaron 200.000 dólares por vehículo, un pago efectuado junto al acuerdo de compra inicial; el segundo debía hacerse 12 meses antes de la entrega. En esta recolección de fondos entre el uno por ciento de la población mudial más rica, Porsche obtuvo más de 367 millones de dólares para desarrollar y producir su híbrido de 845.000 dólares. Los ingresos totales para una producción prevista de 918 unidades del 918 es cercana a los 800 millones de dólares…

Por el equipo de VA

Fuente: BBC

Fotos: Porsche

 

 

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Mis felicitaciones muchachos por la excelente y brillatisima nota sobre una hermosa categoria que tiene muy poca difusion,al menos en nuestro pais, y menos aun ahora con la no presencia de Luis Perez Companc al cual segui informativamente en el diario mientras compitio

  2. Me huele a que detras de esto a futuro porsche va a la F1, el motor que estan utilizando comparte muchas cosas con uno de F1.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre