OTRA PATÉTICA MUESTRA de la Argentina que en parte se vive, irracional y desbordada.

La réplica de la Flecha de Plata dañada. Imperdonable.

El conocido monolito en homenaje al Chueco Fangio, réplica de una Flecha de Plata, el Mercedes Benz W196, ubicado sobre la ruta 2 en Coronel Vidal, justo en el cruce con la ruta que conduce a la tierra del Quíntuple, Balcarce, fue dañado por desconocidos según ha revelado el sitio www.autoblog.com.ar.

El lugar recuerda el mencionado portal, fue inaugurado en febrero del año 2008 por el entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli y Froilán González;  el desaparecido «Pepe», el gran amigo y rival de Fangio.

Los daños mayores fueron ocasionados en la Flecha de Plata a la que le arrancaron una rueda, rompieron la aleta lateral izquierda, fue robado el espejo retrovisor del mismo lado y quebraron el parabrisas. Vaya, en coincidencia con este hecho, en la Costanera Sur de Buenos Aires, la figura de Messi colocada allí como la de otros notables, apareció con las piernas cortadas.

-publicidad-

Un testimonio recogido por Autoblog de parte de un vecino indicó que “una bandita de chicos en moto, que se treparon al auto y lo rompieron todo”. También se llevaron letras y números del monolito.

¿Qué vas a sentir ante un hecho como este?, repudio, bronca. Así estamos

 

Por C.S
Foto: gentileza Autoblog.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. PERDONARLOS…..NUNCA, A ESTOS INADAPTADOS HDP, ES IGUAL A LOS QUE ROMPIERON EL MONUMENTO A MESSI, ASI NUNCA SEREMOS UN PAIS SERIO….

  2. Qué tristeza, de verdad. Mientras en otros países lo recuerdan con respeto, los pilotos actuales, como Hamilton, lo mencionan destacando sus logros, nosotros, sus hermanos de tierra, lo irrespetamos. Igual, en mi ciudad, han decapitado un busto de Ana Franck, veía días atrás que destrozaron una estatua de Lionel Messi y así, pintarrajeamos el Cabildo y no parece haber límites a estos bárbaros que no sé qué tipo de sociedad quieren construir (o destruir) para vivir ellos y quienes los desciendan. Duele ver esta barbarie, duele de verdad.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre