EN EL CAMINO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA ESTÁ EN CARPETA Y SE ESPERA LA APROBACIÓN DE UN PLAN DE INVERSIONES PARA ENSAMBLAR PROPULSORES DEL CICLO OTTO A PARTIR DE 2024.  ESTE FUE UNO DE LOS PROYECTOS ANUNCIADOS PARA EL PRÓXIMO LUSTRO JUNTO CON LA NACIONALIZACIÓN DE PIEZAS Y COMPONENTES. 

Gigantes del Camino fue invitado a la celebración de los 10 años de la fábrica de motores que FPT Industrial tiene en Córdoba. Santos Doncel Jones, Presidente de Iveco Group Argentina; Marco Rangel, Presidente de FPT Industrial América Latina; Justo Herrou, Gerente de Marketing y Comunicación Corporativa de Iveco, y Maximiliano Quaino, Gerente de Operaciones de la planta Córdoba, fueron los anfitriones y voceros que expusieron y brindaron los anuncios.

Más allá de las crisis, de la sensibilidad de los mercados tanto el nacional como los de exportación, de las fluctuaciones en la demanda del transporte de cargas (camiones) o del agro (tractores y cosechadoras), la planta Córdoba de motores de FPT Industrial superó su primera década de acción con resultados exitosos y se apresta a vivir un próximo lustro donde la posible concreción de los planes de inversión que están en carpeta la ubiquen, definitivamente, como referente de la región.

-publicidad-

 

La producción de 30.200 motores (unos 20 mil de la gama mediana NEF y el resto de los pesados Cursor) que el Centro Industrial alcanzará cuando finalice este 2022, será un nuevo récord. Los 24 mil metros cuadrados del complejo se dividen en dos líneas de ensamble (por familia de motor), banco de pruebas, y cabina de pintura, un almacén interno y el área de mecanizado de blocks y tapas de cilindros. Ésta última, todo un orgullo pues es algo único en Latinoamérica y aporta su valor agregado al casi 50% de piezas y componentes nacionales con las que se arman los impulsores. Para incrementar aún más estas cifras y explorar las oportunidades de negocios, se concretó un “Supplier Meeting” que contó con la participación de más de 80 empresas proveedoras. El objetivo incluye abastecer a otras plantas y a los mercados de reposición.

En este último tiempo, y para suministrar a Brasil, especialmente con motores bajo normativa Euro VI (que requieren entre 120 a 130 piezas nuevas), la planta recibió una inyección económica de unos 700 mil dólares (un número que se le escapó -inconscientemente- a uno de los voceros). Precisamente, y sin entrar en detalles, durante el 2023 se presentará un proyecto ambicioso que va en consonancia con los objetivos de posicionar a Iveco Group como uno de los principales jugadores de la Región en el proceso de la transición energética hacia la electrificación. De aprobarse los avales necesarios, en 2024, la planta Córdoba de FPT Industrial comenzará con la producción de motores del Ciclo Otto para GNC. Con esto se evitará la actual importación desde Torino, Italia, de los NEF6 que equipan a los modelos Natural Power de producción nacional: el Iveco Tector y el recientemente presentado chasis para buses 170G21 (actualmente en fase prototipo ya que ingresará a la línea de ensamble en el segundo trimestre del año que viene).

Con una gran experiencia y más de 70 mil motores a GNC en el mundo, FPT Industrial quiere replicar este suceso en América Latina. Además de Argentina, mercados como el de Perú, Colombia y República Dominicana están apostando también a esta propulsión alternativa por lo que, desde el Polo Industrial de Iveco Group en Córdoba, se espera atender estos y otros mercados con motores, camiones y buses.

Con esta especialización e incorporación de los de Ciclo Otto, el armado de 95 motores diarios se incrementaría. De esta manera, la planta podría alcanzar su capacidad máxima de 50 mil unidades anuales. Por estos días se trabaja en dos turnos y medio donde 180 operarios están involucrados directamente en el ensamble, 13 de ellos mujeres (muchas de ellas incorporadas durante este año).

Por turno se producen 26 motores Cursor (que incluyen 400 piezas más el mecanizado) y 45 NEF. Ambas líneas espejo trabajan con el sistema “stop and go”, donde las 7 primeras estaciones del “interno del motor” comparten los mismos componentes. A partir de la 8, comienza la etapa denominada “vestido del motor” y aquí, dependiendo de la cilindrada y aplicación (transporte o agrícola, inyección mecánica o electrónica) varían las piezas para ajustarse a cada uno de las diferentes 600 versiones disponibles. Por este motivo también, los tiempos por estación varían: 15 minutos en Cursor contra 5 a 7 minutos en NEF.

Ante la consulta de Gigantes del Camino sobre cuánto “pesa” el motor, en el costo total de un camión o maquinaria agrícola, los voceros de FPT Industrial indicaron que entre un 10 a 15%.

En 10 años, en Córdoba, se llevan fabricados 167.000 motores de los cuales se exportaron 123.000 (un 73%). Los motores de consumo interno en su mayoría equipan los diferentes modelos de camiones Iveco también producidos en Córdoba: Tector (NEF 6 litros), Cursor, Stralis Hi Way, Stralis Hi Road y Trakker Hi-Land (Cursor 9 y 13 litros).  El resto se distribuye para tractores y cosechadoras del Grupo CNH, grupos electrógenos y otros clientes.

Este año Iveco Argentina habrá sacado de su línea de ensamble unos 5600 camiones y espera -para 2023- incrementarlo como consecuencia del crecimiento estimado del mercado argentino entre un 5 a 10%. Pero la expectativa va más allá esperando que con el GNC, el Grupo se posicione con las ventajas que se vislumbran por haber elegido este camino para la transición energética.    

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre