DEJÓ TODO Y UN POCO MÁS.

Fue un final de bandera verde contra el Ford Focus de Santiago Ventana, pero no falló y se terminó llevando una victoria que lo dejó bien metido en la pelea por el campeonato. Se trata de Tomás Cingolani, quien había largado desde la pole y, en una pista complicada por la lluvia, tuvo oficio para quedarse con el premio mayor en esta tercera fecha del TC 2000 que se disputó en el Gálvez.

El hijo de Daniel lideró de punta a punta con el Renault Fluence del Ambrogio Racing y parecía encaminarse sin problemas su primer triunfo del año. Pero hubo un golpe de escena que casi frustra sus planes.

Es que, en la vuelta número 17, el despiste del Focus de Nicolás Carbón provocó la salida del auto de seguridad. La competencia se relanzó cuando faltaban dos minutos para cumplir el tiempo máximo y Cingolani aguantó con todas sus mañas el ataque de un Ventana que, tal vez con una vuelta más, podría haber cambiado la historia.

Así de ajustado fue el final entre Cingolani y Ventana.

Sin embargo, el hijo del Muñeco Cingolani mantuvo el puesto y cruzó la bandera a cuadros con lo justo y en un final cerradísimo con el escolta respirándole en la nuca. Exequiel Bastidas, con un Toyota Corolla, completó el podio. El uruguayo Rodrigo Aramendia, ganador de su segundo Sprint consecutivo con el Citroën C4 Lounge, finalizó octavo.

Cumplida esta tercera carrera del año, el campeonato está al rojo vivo con Ventana como líder con 80 puntos, seguido muy de cerca por Facundo Marques, sexto con el Fluence, con 79 y Cingolani con 78.

Mirá lo mejor de la carrera:

 

Fotos: prensa TC 2000.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre