Y DE REPENTE, SE HIZO LA NOCHE.

La torre de control del circuito de Indianápolis, la «casa» de las célebres 500 Millas que en 2018 volverán a convocar a una multitud.

 

¿Que mejor lugar para un amante de los fierros?, para ver el eclipse lunar que atravesó EE.UU y atrajo a millones de personas.

 

Por el equipo de VA

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre