UNA ETAPA  DIFÍCIL Y CAMBIANTE.

Con unos 200 metros de diferencia, bajo un cielo gris que amenazaba retomar la lluvia que parecía cosa del pasado, el Rally de Argentina, ofreció en el atardecer dos de las imágenes contrapuestas más habituales en el automovilismo. Por un lado, en uno de los campos adyacente al Lago San Roque, la angustia representada en la llegada en un helicóptero sanitario y su posterior traslado a un centro asistencial  de la organización del finlandés  Janne Ferm, navegante de su compatriota Esapekka Lappi, protanista con su Citroen C 3 de un espectacular vuelco en el tramo final de la jornada que unió Santa Rosa con San Agustín. Por otro,en la zona de arribo y entrevistas, lucía la tranquila satisfacción del belga Thierry Neuville al terminar la cambiante (hubo tres punteros diferentes)y complicada primera etapa como líder en la general sobre su Hyundai.

Janne Ferm s conducido a la ambulacia. Se quejo de dolores en el cuello y hombros.
SpeedAgro

Por suerte, el traslado de Ferm, tuvo más el sentido de precaución que de preocupación y la prueba fue su alta médica aunque quedó bajo observación por algunos dolores en el cuello y hombro. Esto dejó en la anécdota la imagen de la ambulancia que lo transportada que casi se encaja en el barrial de la zona de entrada al campo y también la dificultad de Ferm, por la diferencias de idiomas, para hacerse entender con los médicos.

Ajeno a esto, Neuville disfrutó con tranquilidad de su condición de puntero, facilitada por el trompo del estonio Ott Tanak, con su Toyota, en ese mismo tramo final. Un movido tramo final terrible para la marca japonesa que además vio la pinchadura de una goma del auto de Jari Matti Latvala (9º) y un problema en la caja (“me quedé sin la tercera marcha”) el auto de Kris Meeke que lo retrasó al 4º lugar. El vuelco de Lappi provocó una apresurada bandera roja en manos  de uno de los auxiliares, sin consentimiento del director de la carrera, único con facultades para este tipo de detenciones.

El belga Thierry Neuville gano dos de los tramos de velocidad en el camino a repetir su triunfo del 2017 en el Rally de Argentina.

“Voy a seguir andando fuerte” promete Neuville de cara a los que resta de esta 39ª edición del Rally de Argentina. No es para menos. A 11s 9/10 asoma amenazante con su Citroen C 3 el francés Sebastien Ogier en busca del primer éxito en un rally que nunca pudo ganar. Y a 13s 4/10 está Ott Tanak, deseoso, como lo mostró su rostro serio, de tomarse revancha de ese trompo que le privo de estar más adelante.

Neuville, Oger y Tanak Un trío que además de la carrera corre por el campeonato.

 

Especial desde Villa Carlos Paz, Córdoba.

Fotos: Mónica Paz.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre