UNA SIMPÁTICA EXPERIENCIA

Es la que vivieron Esteban Guerrieri y Martín Moggia, durante el paso del Súper TC 2000 por Rosario.

Martín Moggia, en plena atención de los numerosos yansiosos clientes.

 

-publicidad-

Antes de subirse a los C 4 Lounge para la cuarta fecha del Súper TC 2000, ambos pilotos de Citroen estuvieron  en uno de los locales de McDonald´s. Y no sólo dieron una vuelta sobre el show car, concedieron notas y firmaron autógrafos,  también se pusieron detrás del mostrador y como cualquier empleado de la famosísima cadena mundial de comidas rápidas, atendieron y despacharon los distintos pedidos de chicos y grandes, con la clásicas bandejas con la hamburguesa,,  la cajita de papas fritas y el vaso con gaseosa.

“Nos divertimos mucho y fue una experiencia interesante… “, coincidieron tanto Esteban como Martín, que jugó de local ya que su familia tiene a su cargo varios locales de McDonald´s. Atento a los movimientos, distendido y con una sonrisa Alberto Scarazzini, el director deportivo de Citroen, “controló” a la distancia el movimiento de sus pilotos.

Cumplidas sus tareas detrás del mostrador, Moggia y Guerrieri, flanquean a Alberto Scarazzini y Soledad Bereciartua, gerente de comunicación de Citroen.

 

“Estas acciones sirven para acercar la gente al automovilismo. Muchos de los que vinieron nunca fueron a una carrera pero al enterarse que eramos corredores, comenzaron a preguntarnos cosas de las carreras…”, destacó Moggia quien al igual que Esteban se llevó de esta simpática reunión el mejor recuerdo de su paso por Rosario ya que lo vivido el fin de semana en la pista fue para olvidar con dos abandonos de Esteban y un pálido 13er lugar y otro abandono de Martín.

 

Por M.S.

Fotos:  Prensa Citroen  Argentina.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre