SATISFECHO.

Así quedó Leandro Mercado tras darse el gusto, luego de dos años de espera, de correr ante sus compatriotas en la cita que el Campeonato Mundial de Superbike cumplió en el Villicum sanjuanino.

Con su Honda, Mercado supera a la verde Kawasaki de Alex Lowes, el piloto británico que no corrió la tercera carrera por dolores en una de sus muñecas. En cambio, el argentino completó las tres competencias.

Por encima de los resultados deportivos, esa satisfacción de Tati la motiva el acompañamiento del público. “Estoy feliz de haber corrido de nuevo en San Juan, en un fin de semana especial para mí por todo lo que rodea a esta carrera tan particular. Es muy lindo correr ante mi gente. Rescato el calor y el cariño que siempre me brindan y que me hizo pasar unos días muy especiales” destaca el cordobés, antes de repasar un fin de semana complicado que sobre la Honda del MIE Racing lo vio llegar 16°, 16° y 15° en  las tres competencias. Cosechó 1 punto y suma 26 en el 21er puesto en el campeonato.

-publicidad-

“Fue en realidad un fin de semana duro. Para la carrera del domingo trabajamos mucho para mejorar el equilibrio de la moto, logrando un balance que me permitió avanzar un poco y llegar lo más adelante que se podía. Estoy tranquilo porque dí el 100%. Villicum es una pista difícil para las Honda (la mejor de las tres que corrieron fue la de Haslam con su 10° puesto) y sufrimos mucho esa situación, lo mismo que el equipo oficial” agrega Mercado antes de hablar de su futuro en el Mundial de Superbike.

Con experiencia europea, Marcos Solorza pudo cumplir su deseo de debutar en el Mundial en la carrera de su pais.»Fue muy duro físicamente» reconoció.

“Todavía no tengo nada cerrado para el 2022, aunque estoy en conversaciones con el equipo. La idea es continuar con este proyecto que iniciamos juntos, seguir con la evolución que poco a poco vamos teniendo, poder concretar todo y cerrar los acuerdos una vez que finalicemos la fecha de Indonesia” dice confiado en ese futuro donde ya a un año vista se ilusiona con el reencuentro con su público.

Sobre una de las Kawasaki del equipo Pedercini, Luciano Ribodino tomo este debut mundialista como un aprendizaje y cumplió su deseo de terminar las tres carreras.

Desde otro ángulo también quedaron conformes Luciano Ribodino (19°, 20° y 19°) y Marcos Solorza (18°, 21° y 20°) los otros pilotos argentinos que sobre sendas Kawasaki corrieron en Villicum. Ambos cumplieron el objetivo de terminar las carreras y acumular experiencia en ese gran salto de rendimiento  que dieron de conducir motos del Superbike nacional a subirse a las del Mundial. No es poco para debutantes.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre