LOS PROBLEMAS NO TERMINAN para Volkswagen luego de que se descubrió que un software ocultaba las emisiones de gases cuando los vehículo eran testeados.

Tratándose de un monstruo automotriz, el escándalo tomó dimensión mundial. Es más, hasta provocó la renuncia renunció el CEO Martin Winterkorn y su reemplazo por Matthias Müller, quien reconoció que los 6.500 millones de euros (7.300 millones de dólares) previstos por la empresa para cubrir los costos del escándalo de los coches trucados resultarán “insuficientes”.

No son los mejores días para la automotriz alemana.

 

SpeedAgro

Ahora, Volkswagen anunció el llamado a revisión de 8,5 millones de vehículos con motores trucados en la Unión Europea, a partir de enero de 2016. Además, las autoridades alemanas anunciaron que iban a ordenar a la compañía que llamara a revisión 2,4 millones de vehículos en Alemania.

Lo cierto es que este escándalo parece tener todavía varios capítulos más, además del impacto en la imagen de la afamada automotriz alemana. “Tenemos que prepararnos para hacer frente a sanciones significativas. Cualquiera podrá usar estos hechos para reclamar daños y perjuicios a Volkswagen”, agregó Müller.

Por el equipo de VA.

Fuente y foto: gacetamercantil.com

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre