NO FUE UNO MAS, integró la generación dorada del rally nacional, cuando la categoría vivió su época gloriosa en la década del ochenta.

Miguel Angel “El Pichirilo” Torrás, logró insertar su nombre cuando pilotos como Jorge Recalde, Ernesto Soto, Gabriel Raies, Jorge Bescham y Mario Stillo entre otros, se enfrentaban en durísimas batallas tanto arriba como debajo del auto.

Fue una época, donde ganar un rally era una cuestión de honor no negociable, y daba reputación en la consideración nacional si hablamos de automovilismo. Allí, Torrás, un veloz y aguerrido piloto de la capital mediterránea, logró sobresalir y ser respetado.

SpeedAgro

Surgido de los zonales cordobeses con un Renault Gordini, dejó su estampa en 1985 cuando se graduó con el Renault 12 oficial, cobijado en la estructura de los hermanos Osvaldo y Adolfo Battelli, quienes siempre lo consideraron uno más de la familia.

 

Pichirilo, su pasión por el automovilismo la trasladó a los micrófonos de Cadena 3, en cada rally mundial en Córdoba, dejó sus atinados y valiosos comentarios.

 

Hijo de un reconocido médico de Córdoba, “Pichirilo” Torrás fue poseedor de una fuerte personalidad, capaz hasta de enfrentar a los periodistas, y con buen tino para discutir maniobras o estrategias de carrera. Disfrutaba de hacerlo.

Quedará en la historia, mas allá de su lauro del ’85 a nivel nacional, por el tremendo equipo que integró de los hermanos Battelli, todos oficiales del rombo. Había que enfrentar a los “12” de Stillo, Torrás y Celiz”!!!.

Y también, de los cara a cara hasta el K.O como en el barrio entre él y el Gringo Bescham; Pichirilo representando a la alta sociedad y a Renault y Bescham a la populosa barriada de San Vicente y a Fiat. Verlos pasar buscando la victoria, metía miedo.

Recuerdo como si fuera hoy, hasta cuando se enfrentaron y muy duro en un programa cordobés de televisión en vivo, fue para la historia. “Estoy contento de ganarle a los taxi (Regatta)”, disparó Torrás. “Pero cállate, si vos manejás un patrullero (Renault 12)”, le saltó Bescham al instante.

Ese era Torrás, el Pichirilo conocido por todos y también querido por su guapeza frente al volante; el que se permitió ganar también en el Club Argentino de Pilotos con un Datsun 280ZX en el Cabalén, o el de los inconfundibles análisis como colaborador en las transmisiones de los rally por el mundial en Cadena3.

Este 3 de febrero de 2016, nos enteramos que su corazón dijo basta a los 66 años, y en Córdoba nos pusimos tristes. A pesar de nuestras discusiones, fue un gusto conocerte y compartir el automovilismo Pichirilo. Fuerte abrazo.

 

Por Marcelo Ingaramo (especial para VA)
Periodista de rallynoticias.com

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre