¿CUAL ES EL VERDADERO

TRUENO NARANJA?

El año pasado en ocasión de la carrera de Turismo Carretera en Balcarce( foto), fue presentado el reluciente Trueno Naranja; el auto una réplica perfecta del original con que Carlos Pairetti ganara el campeonato de TC en 1968; despertó elogios y cientos y cientos de miradas. Il Matto, feliz de la vida fue convocado para aquel evento, y hasta se dio el gustazo de pegar una vueltas al Autódromo Juan Manuel Fangio balcarceño ante el saludo del gentío.

Mucho se ha hablado sobre la historia de este auto emblemático para el automovilismo nacional; no han sido pocas a su vez las versiones e historias paralelas tejidas en torno a que fue del destino del original.
Uno que ha sido mencionado es Eduardo Bouvier, el lujanense ex piloto y ex presidente de la Fórmula Renault, supo ser uno de los que lo manejó al Trueno pero ya en versión spyder, para la categoría Sport Prototipos que tuvo su momento entre 1969 y 1971. Luego se supo mucho menos de lo que se habló sobre que había sido del recordado coche, un avanzado para la época en que el TC sufría los dolores de parto por su paso de las inolvidables cupecitas y los coches compactos y mas modernos.
Ese Trueno Naranja, el mismo que Pairetti manejó durante la temporada 1968 y que le deparó su único título de TC, y que mas tarde adquiriera Bouvier está pronto a salir a la luz. Así es, VisiónAuto te cuenta: lo están reconstruyendo en el mismo taller de Bouvier en Luján; hasta en el mas mínimo detalle y habría sido adquirido por un dirigente de la ACTC.
La idea es que el «verdadero» Trueno se luzca ante los seguidores del TC, al dar unas vueltitas haciendo rugir el motor Chevrolet 6 cilindros, en una de las dos últimas carreras del calendario de TC de este año, en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata o bien en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires.
-publicidad-


9-09-2010

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. muy buena nota, un hallazgo, asi que el Trueno verdadero estan reconstruyendolo en lo de Bouvier en Lujan, A los que los vimos correr en los fines de los 60 y somos hinchas de Chevrolet, pensar en que vamos a ver al verdadero se nos pianta un lagrimon. Sigan la historia, muy bueno

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre