CAMINO A LA EXCELENCIA.

Cuando en 2015 Nissan Motor Company anunció su llegada a Argentina, no contaba con un solo empleado en el país. Hoy, la inversión de 600 millones de dólares para la fabricación de pick-ups a partir del 2018 están en manos de un equipo internacional basado en Córdoba y Buenos Aires, con gente proveniente de Japón, México, Brasil, España, Holanda, Venezuela, y, por supuesto, Argentina.

¿Por qué se opta por personal extranjero? Porque se trata de un proyecto en el que se está instalando una nueva línea de producción, desarrollada bajo estrictos controles para asegurar la calidad, confiabilidad y durabilidad que caracteriza a la marca japonesa. Sus técnicos e ingenieros reciben entrenamiento constante en los más diversos puntos del planeta y son quienes que, cada vez que la empresa decide ampliar sus horizontes, llevan la bandera del conocimiento y expertise para asegurar la puesta en marcha de cada nuevo proyecto.

SpeedAgro

 

La llegada de los expatriados al país se realiza con el total soporte de la compañía: desde la búsqueda inicial de lo que se transformará en su hogar hasta la colaboración para conseguir un turno con el médico o pedir un taxi. Nissan Argentina cuenta con un servicio 24 x 7 que no sólo hace las veces de contacto inicial para el desembarco sino que también colabora acompañándolos en todo tipo de actividades, brindándoles la ayuda necesaria para que en un futuro también puedan manejarse solos.

El proceso de adaptación e integración es muy interesante y es tan rápido o lento como la persona esté dispuesta. La mayoría de los expatriados vienen con sus familias, se los acompaña en todo momento para facilitar su integración con la comunidad local, proponiéndoles actividades que fomenten la interacción y colaborando con clases especiales para ellos y sus familias para que aprendan el idioma, entre otras cosas.

Cuando de trabajar se trata, hay ciertos estándares de organización que difieren mucho entre los expatriados japoneses y los latinos: la extrema puntualidad para las reuniones, las minutas infaltables al finalizar y el orden sobre todas las cosas. Tener un grupo tan cosmopolita sin dudas enriquece mucho el día a día. Es un aprendizaje mutuo y constante sobre nuestras culturas y diferencias.

 

 

Por el equipo de VA.

Foto: prensa Nissan Argentina.

 

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre