ETIENNE LAVIGNE  es ya un “amigo” de Visión. El transcurrir de los siete años que como director del Dakar  lleva yendo y viniendo a nuestro país, limó algunas asperezas iniciales  y forjó una relación cordial que provoca que ante cada encuentro, el francés no escape al diálogo. Precisamente esa buena onda hace que cuando, como de costumbre, Visión busque algo más que respuestas de compromiso, las encuentre en don Etienne, como pasó en este presentación de la edición 2016, la octava en territorio sudamericano, efectuada en Costa Salguero, al lado del Río de la Plata.

“¿Cómo se hizo? De repente, se abrió el panorama, ¡hubo magia y salió el Dakar…!”, soltó espontáneo Lavigne, acompañando las palabras con las manos, ante la pregunta sobre  la forma en que pudo sacar adelante esta edición 2016, con las actuales autoridades nacionales que no serán las mismas que estén cuando se corra la carrera entre el 3 y 16 de enero del año que viene.

Además de magia existieron cosas terrenales, como remarcó Lavigne al señalar, “hubo razones importantes para la continuidad , más allá del cambio de gobierno, como lo son la repercusión que tuvo la carrera en la gente, y el gran interés que despierta entre los pilotos nacionales.”  Sobre estas palabras, Etienne elogió la fidelidad de Argentina, el único país, que ante la ausencia de Chile, participó en las ocho versiones sudamericanas que la exigente carrera cumplirá en el 2016. “Por eso el Dakar en Sudamérica tiene los colores albicelestes”,  lanzó como elogio.

SpeedAgro

 

Lavigne le contó a Visión el futuro del Dakar en Argentina. 

 

—¿También  hubo magia en Perú, que en enero estaba descartado, y ahora tendrá la largada y tres etapas?, preguntó Visión.

—No, ahí por suerte las autoridades entendieron lo que queríamos y se pudo destrabar la situación que complicaba las negociaciones. Asi acordamos la largada y varios tramos en las arenas que servirán para cubrir  el faltante de ese tipo de terrenos que teníamos ante la ausencia de Chile. Armamos  un Dakar variado y atrayente, que tendrá etapas de arena y dunas en Perú, los tramos en la altura de Bolivia y las etapas finales en Argentina con quebradas, ríos y pampas..”

—¿La presencia de Perú puede abrir una puerta para que en el futuro, el Dakar suba a Ecuador y Colombia?.

Es una posibilidad, veremos…

—¿Cree que que con nuevas autoridades ya instaladas, el Dakar podrá volver a la Argentina en el 2017..?

—”No me gusta hacer planes a tan largo plazo. No sabemos si volveremos a la Argentina en el 2017, habrá que ver…”.

¿Habrá  que hacer magia otra vez o ya no estará el mago?.

 

Por M.S. y C.S.

Fotos: Mónica Paz

 

 

VisionAuto

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre