“AY MAMÁ, ¿POR QUÉ?

La exclamación de Mariano Werner no surgió como descarga emocional ante el nuevo récord impuesto al Autódromo Hermanos Emiliozzi de Olavarría como poleman provisorio de esta 3ª fecha de la Copa de Oro, sino como defensa ante la pregunta sobre si conocía algún sabotaje de los que denunció Gastón Mazzacane en el duro comunicado personal con el que respondió a la suspensión de una fecha impuesta por el excesos de RPM detectado en su Chevrolet en la anterior carrera de Toay. Un comunicado que potenció su trascendencia por provenir no solo de un piloto, sino del vicepresidente 1º de la ACTC. que además es hijo del presidente de la entidad.

“Hice el tiempo levemente succionado con el Ford de Rossi” reconoció Werner. Además el entrerriano anticipó que tiene un auto rápido en todos los sectores.
SpeedAgro

“Una fecha es mucho porque no creo que haya sido el piloto quien haya manejado la centralina” comentó Werner, quien recordó que ese mismo fin de semana pampeano, Marcos Muchiut, su piloto en el TC Pista, vivió una situación similar con 200 RPM de más y su única sanción fue el retiro de los tiempos.

“A veces al probar en el rodillo se levanta el limitador y eso queda” agregó el entrerriano mientras fijaba su vista en el despiste de Muchiut en la última curva que derivó en la salida de un neumático que pasó por encima del alambrado y se perdió entre las carpas. Por suerte quedó en un susto. No fue el único del día  Por la mañana, en los entrenamientos del TC Pista, Ayrton Londero tuvo un problema de frenos, se despistó a 220 Km/h en la curva inicial y golpeó su Ford contra el talúd. El joven piloto entrerriano sufrió traumatismos en la cuarta y quinta vértebras lumbares, un golpe en la cabeza y escoriaciones en la cara. Los examenes realizados en el Hospital de Olavarría fueron exitosos y por la tarde ya estaba en el box observando la reparación de su dañado Ford

Facundo Ardusso se recuperó de un flojo entrenamiento y clasificó 6º con el mejor Torino. “Me gustaría saber las verdaderas causas por las que lo excluyeron” planteó sobre la suspensión a Mazzacane.

Por encima de estos incidentes, los ecos de la sanción a Mazzacane y su duro comunicado revolotearon en la nublada tarde Olavarría. Sin la presencia de Gastón, hubo hermetismo oficial y un mayor recelo en os controles sólo quebrado por Facundo Gil Biccella, el otro vicepresidente de la ACTC. “Cada piloto es dueño de expresar sus opiniones y si fueron algo fuertes tal vez se debió a su calentura por la  sanción” fue su simple reflexión sobre el tema tras su tibio intento hacer creer que no leyó el picante comunicado de Gastón. Una inconcebible postura que con un rápido “no lo ví” también mostraron la mayoría de los pilotos .Y hasta hubo uno, Alan Ruggiero, el sorprendente ganador en Toay, que esta vez sorprendió al declarar muy suelto de cuerpo que “no sé lo que es sabotaje…”

Matías Rossi sabe lo que es sabotaje y también como manejarse ante estos temas. Como casi siempre fue el más expresivo tras declararse conforme con un segundo lugar (heredado luego del recargo de tres puestos a Jonatan Castellano por no dar su Dodge la altura reglamentaria) que no esperaba por sus desventuras en entrenamientos y que completó el 1-2 de Ford.. “Nunca viví una situación de sabotaje en el TC, ni recibí beneficios, por el contrario.  Si, tuve discusiones con Oscar Aventín por los cambios de reglamento. En este caso no puedo tener una opinión terminante  porque no sé realmente lo que pasó. Viendo que está su motorista (Fabio Martínez) se puede pensar que a Gaston se los suspendió por agarrar a trompadas a un comisario deportivo… No se aclararon las causas por las que se lo sancionó. Por eso, la ACTC tiene que dar las explicaciones precisas, aclarar, educar y controlar” descargó Matías en la antesala del galpón de la técnica, antes de cerrar con un “lamentablemente todo esto complica la transparencia de la categoría,que en los últimos años se ensució más por los casos que dejó pasar que por los que se detectaron…”

El equipo del Gurí Martínez trabajó intensamente para reparar el Ford de Londero dañado en el despiste. El piloto entrerriano fue dado de alta tras un paso por el hospital de Olavarría.

Otro tema poco grato rondó por los boxes de Olavarría. Fue la versión sobre una estafa impositiva por 5.000 millones de pesos que involucraría a gente del automovilismo por emisión de facturas. Se habla de inminentes citaciones a pilotos y directivos. “Estoy tranquilo y que investiguen lo que quieran” comentó Werner. “Ya tuve una inspección y vuelvo a estar a disposición de las autoridades” repitió Rossi. “Conozco los trascendidos, pero no se habla de la ACTC, sino de los pilotos” aclaró Facundo Gil Bicella. El tema promete nuevos capítulos que movilizan muchas intranquilidades.

 

Fotos: Prensa ACTC, AIF y PrensaPro.

Jeluz | Productos Eléctricos

2 COMENTARIOS

  1. No entendi el comentario de Rossi, eso de que “Gaston agarro a trompadas a un comisario deportivo..”. VISION: hay un error en la nota?

  2. Lo de la estafa impositiva…
    Tiene asidero. Sé de un corredor de TC que solicitó un aporte publicitario al titular de una empresa, éste, amigo del padre del corredor, solicitó asesoramiento a su contador.
    Y qué le dijo su contador, al cabo de varios días?
    “No nos metamos en eso, que después no vamos a saber como salir.”

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre