COMO EN LA APERTURA EN EL CABALEN.

 En General Roca, donde el nuevo Super TC2000, el de la era Turbo,  fue para cumplir con la segunda fecha. En el trabado circuito rionegrino, Leonel Pernía se hizo de nuevo de la pole (11ª en su trayectoria en la categoría) y quedó en situación inmejorable para volver a festejar una victoria como lo hizo en la anterior en el circuito cordobés.

Los Fluence con el campeón Facundo Ardusso, escolta si bien disconforme con el comportamiento del auto por una repentina ida de trompa, reiteraron el dominio mostrado en la fecha inicial en Córdoba. Tanto que Pernía dejó a 665/1000 al tercero Agustín Canapino en el Chevrolet Cruze. Pudo meterse en la conversación Matías Rossi, el Misil aseguró que tenía “un auto para ganar”, pero reapareció el problema en la caja de velocidades, “los cambios en ascenso se pasaban solos”, dijo y quedó afuera de los seis más veloces que entraron en la super clasificación en la que intervinieron también , Julián Santero (Toyota Corolla) 4º a 941, Mariano Werner (Fiat Tipo) 5º a 1s539 y Facundo Conta (Fluence) 6º a 1s969.

Rossi, problemas en la caja, lo dejaron con ganas de plantearle pelea a los del Rombo.
SpeedAgro

“Sí, en la super clasificación pude hacer una diferencia a mi favor, en la primera vuelta (los pilotos cuentan con dos giros para buscar el tiempo), no salió todo redondo pero el auto en la segunda se comportó en una forma ideal”, había comentado Leo Pernía cauto más allá del dominio del Rombo en el arranque del nuevo Súper TC2000, “hay que seguir trabajando de la misma manera, hay varios cambios a los que nos debemos ir acostumbrando, como por ejemplo que al clasificar sorprenda el funcionamiento de las cubiertas nuevas que no podemos colocar en los entrenamientos”, agregó.

Fotos: Super TC2000

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre