EN CUARENTENA.

No es sencillo para gente activa como los pilotos de competición este aislamiento obligado que ha provocado el coronavirus en todo el mundo.

“Es un poco extraño estar tanto tiempo encerrado para alguien que está acostumbrado a ir de un lugar a otro, pero no hay otra porque esto es para el bien de todos” cuenta Néstor Girolami desde su departamento porteño donde “mata” las horas con un simulador. Bebu llegó desde Australia, donde tenía pensado asistir a Rene Munnich (el propietario del equipo Honda de WTC R) en una carrera  del TC R Australiano en Albert Park, que obviamente fue suspendida.

«Hacer cuarentena y cuidarse es la única manera de combatir la corona virus» aconsejae Mercado desde su obligada»reclusión» en Imola .

«Como el coronavirus se fue expandiendo, sobre todo en España, que es donde vivo, decidí venir a Argentina para estar cerca de mi familia», revela Girolami, quien ahora está a la espera de novedades sobre el inicio del Mundial de T CR que por segundo año consecutivo lo tendrá como piloto de Honda junto a  Esteban Guerrieri. Por el corona virus ya  fueron canceladas Hungaroring y Nurburgring. Como próxima alternativa para iniciar el torneo está Eslovaquia, con  fecha del 5 al 7 de julio.

Más patético y cercano sobre la situación creada por el corona virus es el relato del motociclista argentino Leandro Mercado, quien precisamente se encuentra en Italia, el país con más víctimas mortales. ”Las calles están vacías, los hospitales están colapsados y hay mucha gente sufriendo. Es una situación delicada y difícil. No es fácil quedarse quieto para un deportista, acostumbrado a entrenar dos veces al día y estar en permanente movimiento” dice desde su aislamiento en la ciudad de Imola, a 30 Km  de Bologna, antes de pedirle a sus compatriotas en Argentina que ”acaten lo que dicen las autoridades y no subestimen al corona virus. Italia llegó a esta situación catastrófica por subestimarlo. Por eso la gente tiene que entender y quedarse en casa”.

El parate deportivo obligado por el corona virus impidió a Mercado comenzar una nueva temporada en el Campeonato Mundial de Superbike, algo que tras su ausencia en la fecha inicial en Australia, el argentino tenía previsto para el 28 y 29 de marzo en Jerez de la Frontera, España, y que ahora tiene fecha incierta. “No se sabe nada de la parte deportiva” informa y cierra con un esperanzador “ojalá todo esto termine lo antes posible y podamos volver a las carreras”.

Ojalá que todo termine lo antes posible, pero no sólo para volver a las carreras, sino prioritariamente para que el mundo vuelva a la normalidad perdida. Esa que tanto extraña pero que valoró tan poco.

 

Fotos: Prensas Girolami y Mercado

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre