CON MUCHA ARENA, IGUAL NO TRANSPIRÓ DEMASIADO.

El catarí Nasser Al-Attiyah en la Hilux del Toyota Gazoo Racing, dijo lo que en los hechos, pareció contradecirlo. El príncipe tan amigo de la Argentina explicó que fue «un difícil» Dakar a pesar de la ventaja con la que ganó, más de una hora sobre el francés Sebastien Loeb. A la vez que consideró consideró «increíble» ganarlo por segundo año consecutivo y conquistarlo por quinta vez, con lo que de esa forma, ha superado a su ídolo el finlandés Ari Vatanen (cuatro triunfos), acaso uno de los tres mejores pilotos de la historia mundial del rally.

«Ha sido un Dakar difícil para todo el mundo, pero nosotros lo manejamos y es fantástico haber revalidado el título; estoy feliz por ganar por quinta vez». Ahora en la estadística, sólo aparece adelante al francés Stéphane Peterhansel, con ocho ganados. «Respeto al máximo a Ari, siempre ha sido mi ídolo. Ahora bien, yo siempre quiero ganar más y ahora me toca defender el título de campeón del mundo (de raids)», comentó.

Nasser junto a Loeb y Gomez

Al-Attiyah se benefició de los problemas de sus rivales (Loeb, Peterhansel y el español Carlos Sainz, principalmente), y dejó el Dakar resuelto en la primera semana y se centró en conservar la ventaja en la segunda, en el terreno que mejorle va, las dunas. «No hemos tenido que atacar a lo loco, conseguimos terminar la segunda semana y hemos ganado el Dakar al final, que es lo importante”, detalló Nasser

Al-Attiyah ahuyentó los problemas que pasaron factura a sus rivales y completó una defensa de título impecable, con tres victorias en los primeros díasy, en los que solo lo amenazó Sainz en el Audi, antes de incovenientes y el vuelco que lo  sacaron de la carrrera. En la segunda parte, el qatarí tuvo una semana plácida, en la que pudo correr con calma, sin riesgos, hasta el ultimo día al que llegó con más de una hora y veinte minutos de ventaja sobre Loeb del Prodrive

En la inmensidad. Lo ves?, allá abajo corre Loeb.
-publicidad-

Nasser, un master del Dakar, lleva seis ediciones consecutivas sin bajar del segundo escalón del podio con tres triunfos (2023, 2022 y 2019) y tres medallas de plata (2021, 2020 y 2018). También lo ganó en 2011 y 2015. Es pentacampeón. Loeb escolta y el brasileño Lucas Moraes en su debut dakariano, tercero.

Fotos: Dakar

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre