EL TC TIENE estas cosas.

Si uno escucha la fresca noticia del cambio de motorista de Agustín Canapino, inmediatamente la relaciona con su abandono en los 500 Kms. de Olavarría mientras peleaba la punta.

“Nada que ver, ¿cómo iba a querer cambiar al  motorista por una rotura, si con él, estaba primero en el campeonato e iba ganando en Olavarría?” ,le aclaró el Titán a Visión en los boxes de San Martin, ampliando el halo extraño que rodea  esta variante, que desde la próxima fecha en Río Hondo lo verá en su Chevrolet utilizar los motores de Fernando García en reemplazo de los del Chino Martínez. Un cambio imprevisto que sólo entra en la lógica de la imprevisibilidad del TC.

 

El Chevrolet de Canapino llevará desde Río Hondo los motores del Chino Martínez. Un cambio inesperado.
-publicidad-

 

“Se tomó esta decisión para que esos motores, que son de José Luis Lingeri, no queden inactivos ante la ausencia de Christian Ledesma, y también para que tenga trabajo Fernando García…”,  fue la particular explicación de Agustín. «El Chino Martínez tomó con naturalidad la situación. Creo que hasta lo ayudó porque tenía mucho trabajo y esto lo aliviará un poco… “ , agregó el arrecifeño quien confía que la exclusividad que tendrá con su nuevo motorista le permitirá  mantener y mejorar sus buenos resultados en el TC.

Desde otro ángulo, esta noticia significa un nuevo golpe para las chances de Christian Ledesma de retornar al TC. Ya desde principios de este año  un grupo de sus mecánicos  pasó al equipo de Canapino instalado en Arrecifes,  luego vió cesar el apoyo económico que durante varios años le brindó el sindicalista Lingeri,  la semana pasada en Olavarria se vieron algunas de sus  publicidades en el “chivo” de Agustín y ahora le tocó el turno al motorista.

¿Qué le quedará a Ledesma si es que todavía le quedan ganas de volver al TC?.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde San Martín, Mendoza)

Fotos: Prensa ACTC

-publicidad-

5 COMENTARIOS

  1. Insisto si esto no fue una movida de piso de los Canapino a Ledesma que hace falta para demostrar que se trata de dos tipos de muy pocos códigos tanto el padre como el hijo son capaces de matar a la madre con tal de beneficiarse no solo consiguieron sacarle el apoyo de los Lingeri ahora se le quedan con el motorista y las publicidades dos lindas piedras para la honda esta yunta de buitres.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre