BUENOS RECUERDOS.

 Eran los que conservaba Al Unser a medio siglo de distancia de aquella histórica e irrepetible visita de los IndyCar a Rafaela para correr el 28 de febrero de 1971 por única vez en territorio argentino una de las fechas del certamen estadounidense.

Al Unser compartió con Carlos Pairetti muchos momentos de aquel recordado fin de semana de las 300 Indy en Rafaela.

Ese buen recuerdo no pasaba por rememorar sus triunfos en las dos series sino por el trato del público argentino que vivió el acontecimiento como una gran fiesta. “Disfrutamos mucho como nos trató la gente de Rafaela con un entusiasmo y admiración que pocas veces vimos. Todo lo que nos pasó fue de otro mundo” contaba hasta hace poco Al, fallecido a los 82 años en su casa de Chana, Nuevo México, tras una larga lucha contra el cáncer. Su deceso completa un año trágico para la familia que en mayo sufrió la muerte de su hermano Bobby (otro destacado piloto de Indy) y poco después la de su sobrino Bobby Jr,

-publicidad-

Aquella presencia ganadora en Rafaela es el recuerdo que inmediatamente surge a la memoria de muchos argentinos al mencionar a Alfred Unser, tal su verdadero nombre. Figura legendario del automovilismo estadounidense, Unser ganó 39 carreras de Indy Car, fue campeón 1970-1983-1985 y triunfó 4 veces (1970-71-78- 87) en las 500 Millas de Indianápolis. Esta cifra récord la comparte con Anthony Foyt, Rick Mears y Helio Castroneves. Paradojicamente Unser se retiró antes de las 500 Indy de 1994, cuando a los 54 años no pudo clasificarse con un coche de Arizona Motorsports. Su hijo Al Junior compensó su frustración y venció en esa carrera. Ahora lo despidió con un sentido ”Mi corazón está muy triste. Mi padre  fue un gran piloto pero especialmente un gran hombre y un gran padre.”

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre