LA EDICIÓN 2016, finalizó bien arriba.

Un diamante con cuatro ruedas, la Ferrari 250 LM al momento de la premiación.

 

Luego de cuatro días durante los que se congregó una multitud en los jardines del Hipódromo de San Isidro, Autoclásica, organizada por el Club de Automóviles Clásicos de la Argentina, coronó a los mejores exponentes entre más de 900 presentados, de entre 30 y 100 años de antiguedad.

El auto ganador fue un ejemplar impresionante que pagaba dos pesos, hablando en términos burreros ya que se estaba en terreno turfístico donde, a propósito, el sábado 8 se corrió el Gran Premio Jockey Club.

Te hablamos del auto «Best of Show Autoclásica 2016», la Ferrari 250 LM 1964, única en América Latina, se llevó el premio mayor.

La Ferrari premiada llevó a que por primera vez en todas las ediciones de Autoclásica, un ejemplar ganara su categoría (Competición Internacional), el “Premio Germán Sopeña” como “Mejor Automóvil Deportivo Contemporáneo”, votado por los periodistas acreditados y el máximo galardón de la expo. Más que merecido!.

 

Una pieza única, traído por Renault Classic por primera vez salió de Francia. El Renault que batió el récord de velocidad en EE.UU en los años ´50

 

El auto rojo integró la terna final con un reluciente Ford GT 40 color verde inglés, cuyo dueño sería Gregorio Pérez Companc, el millonario argentino propietario de una exquisita colección de autos entre los que se encuentra una Ferrari de F-1 que condujera Michael Schumacher. La terna la completó el BMW 507 Primera Serie 1957, que resultó la base de lanzamiento para el fenomenal éxito de la marca alemana con el paso del tiempo.

Te contamos algo más de la 250 LM del año ´64,  de la que sólo se construyeron 32 ejemplares, por lo que el valor estimado de la unidad vista en Autoclásica, pudo escuchar Visión, puede elevarse hasta los 6 millones de euros!. El modelo con carrocería berlineta diseñada por Pininfarina y construído en aluminio por Scaglietti, posee un chasis tubular de acero y motor V12 3300 cm3. Y fijate, manejado por el recordado genial piloto austríaco Jochen Rindt (primer campeón post morten de F-1), ganó en 1965 el Gran Premio de Austria en Zeltweg. Después, en 1966 participó de las 12 Horas de Sebring, EE.UU; 1000 Kms. de Monza, en la Targa Florio, 24 Horas de Le Mans y 1000 Kms de Nürburgring.

El jurado premio semejante auto debido a «poseer una singular belleza y armonía de sus líneas; mostrar su óptimo estado de preservación y restauración, representar a una marca con fuerte presencia en la historia del automóvil, y por presentar una antigüedad suficiente que lo hace un verdadero clásico a través del tiempo».

 

El Willams que en 1981 con el que el Lole Reutemann peleó el campeonato, movilizando a los argentinos. Propiedad de un coleccionista argentino, también estuvo en Autoclásica.

 

A su vez, por elección y votación de los periodistas acreditados para Autoclásica 2016, la Ferrari 250 LM ganó el “Premio Germán Sopeña” como “Mejor Automóvil Deportivo Contemporáneo”. Mientras tanto, el Premio Gustavo Fosco al diseño, recayó en el Buick Electra 225, modelo 1968 convertible.

No faltaron también, verdaderas joyas entre las más de 450 motos que se pudieron ver; la ganadora del premio «Best of Show Autoclásica 2016» fue una AJS 38/2A V-Twin con sidecar modelo 1938 con motor dos cilindros en V 990cc. Es de de origen inglés y a su vez, ganó en su categoría PreGuerra.

 

La moto ganadora, para admirar.

 

El nivel de Autoclásica, te habíamos contado, llevó a que fuera considerada por la Federación Internacional de Vehículos Ancianos (FIVA), una de las mejores ocho muestras en su tipo en el mundo. Patrick Rollet, presidente de FIVA, entregó el Premio FIVA UNESCO otorgado a una Ferrari 195 INTER modelo 1952, destacada por su preservación. De la premiación además participaron la representante de la Unesco ante los gobiernos de Argentina, Paraguay y Uruguay, Lidia Brito y el Presidente de la entidad organizadora del evento, el Club de Automóviles Clásicos de la República Argentina, Juan Luis Ranwez. Los Best of Show, autos como motos, fueron elegidos por el jurado entre los vehículos ganadores de cada categoría FIVA.

Otro premio, especial Autoclásica al “Étoile Filante”, dado que este tipo de vehículos no entran en ninguna categoría, y como reconocimiento a que fue traída a la Argentina especialmente por Renault Classic desde Francia por primera vez al continente americano y a Autoclásica, le correspondió al Renault que en 1956 batió cuatro récord mundiales de velocidad, alcanzó los 308,8 Km/h en las salinas de Bonneville, Utah, EE.UU.

En cuanto a los stands, Premio Mejor Stand de Club de Motos al Club de Motonetas Picantes; Premio Mejor Stand de Club de Autos: Auto y Moto Club Clásico Tigre; Premio Mejor Stand de Autojumble: Gas MOnkey Garage (75) y Premio Mejor Stand Comercial: Discovery Channel.

Tom Narice, de la comisión organizadora dio algunos detalles a VA acerca de lo que demandó Autoclásica 2016, «ha sido como todos los años un gran esfuerzo, pero recompensado con el apoyo de siempre del público y todos los que pusieron lo suyo para concretar Autoclásica, incluyendo claro a los sponsors», comentó.

Narice hizo un breve repaso del evento.

«En el Club somos 150 socios apasionados por los autos clásicos –apuntó Narice  y ocho hemos sido los estuvimos en la organización. Hemos contado con ejemplares realmente salientes, ya sea en autos como motos. Sin dudas es una muestra con nivel mundial», consideró el directivo.

 

Por C.S
Fotos: Autoclásica y Visionauto.

-publicidad-

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre