SE PROBÓ EL TALLE

Aprovechó Agustín Canapino un alto en las reuniones preparatorias para las 24 Horas de Daytona, mantenidas junto a sus compañeros y Ricardo Juncos junto a su plantel de ingenieros en el complejo del Juncos Racing en Indianápolis, a pocas cuadras del célebre óvalo donde se corren las 500 Millas, para sentarse en el auto de Indycar del equipo.

Justamente en la sede del equipo de Juncos, le celebraron con torta y todo, el cumpleaños al Titán, cumplió 29 (19-1-90).

SpeedAgro

 

En algunas mesas que comparten algunos que habitan el ambiente fierrero autóctono, se ha escuchado decir que Canapino podria tenere una chance de subirse al Indycar. Muchachos, no aceleren tanto; tranqui, “paso a paso” dijera el filósofo Mostaza Merlo. Razón no le falta claro a Reinaldo Carlos.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre