AL FINAL, PARA ESO LO LLEVARON.

Checo a puro festejo con la bandera mexicana. En Baku la F-1 lo vio ganar por segunda vez, y primera con Red Bull. No pudo Max, y ahí estuvo justo el de México (Foto Twitter Pérez).

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) se llevó una inolvidable victoria del Gran Premio de Azerbaiyán, en las calles de Baku. Una sexta fecha del Mundial de Fórmula 1 al que no le pudo exigir más luego de un recorrido plagado de golpes de escena…, y golpes contra los muros. Imaginate, andar a 300 km/h, entre paredones y una recta de dos kilómetros…

El holandés Max Verstappen en el Red Bull se encaminó a otro triunfo para afianzarse en la punta del campeonato, sin embargo a cinco rondas de la finalización, se reventó su neumático trasero izquierdo en la recta principal y chocó contra un muro, ileso, con el auto dañado, la bronca e impotencia la vio el mundo entero por televisión.

La carrera quedó a merced de Checo, y el mexicano al cabo de sus primeras seis carreras dentro del Red Bull Racing, hizo lo que debía y por lo cual lo contrataron cuando, el año pasado al quedar afuera de Racing Point, ahora Aston Martin, pareció cerrarse su historia en la Máxima. Sin embargo los de la bebida energizante precisaban un apoyo para Max, y Checo fue el elegido. Un compañero dispuesto a jugar para el equipo y… para el holandés.

Compañero leal y sin ánimos de inquietarlo, como ha sido en Mercedes Valtteri Bottas para Hamilton. El finlandés, todo parece indicar en su última temporada entre las Flecha de Plata, desde al año pasadas, de color negro.

El siete veces campeón, sir Lewis, también recordará Baku 2021. Acaso haya sido su gran premio más deslucido, nunca se lo vio donde se instaló desde hace años con Mercedes, dominante, ganador. Se hubiera ido como escolta más lejano de Max en el campeonato, hasta el choque contra la pared del hijo de Jos. Luego pudo torcer el rumbo en caso de terminar escoltando a Checo. Pero no era su día, en el relanzamiento estresante con solo dos vueltas por cubrir, luego de la detención con bandera roja por la piña del Verstappen, fue a todo o nada. Y, se pasó de largo en la curva inicial, cuando compartió la primera fila con Pérez. Así, ambos, se fueron como llegaron, 105 unidades de Max contra 101 de Lewis (culminó 15º).

Vaya a saber; ante el palazo de Stroll, no se paró la carrera.

Detenido el gran premio ante el accidente de Verstappen, apareció la bandera roja para limpiar la pista. No ocurrió lo mismo antes, ante el golpe similar de Lance Stroll en el Aston Martin.

Y si te hablamos de Aston Martin, produjo alegría la vuelta a los primeros planos del ex cuatro veces campeón, Sebastian Vettel. En Mónaco había llegado quinto, en Azerbaiyán, segundo. Su último podio databa de 2020 en Turquía, el último con Ferrari. ¿Lo ocurrido con el poleman, Charles Leclerc?, no pesó lo esperado en las 51 vueltas y culminó cuarto.

Abajo, un pasaje de un gran premio de los que atrapan.

«¡Noo, no lo puedo creer!». ¿Se le rompió el corazón a Max?

Vettel, 33 años, del rojo de Ferrari al verde de Aston Martin. Tu puedes y sabes Seb.

El piñón de Stroll. A diferencia del de Verstappen, la carrera no fue detenida.

¡Largan el sprint a sólo dos vueltas! ¿Hubiera ocurrido en la F-1 bajo el mandato férreo de Bernie Ecclestone?. Bajo la batuta estadounidense de Liberty Media, la filosofía de la Máxima sigue transformándose. ¿Cómo lo ves?

Max y Lewis, frustrados.

“Es frustrante no haber ganado, pero me alegro por ‘Checo’. Abandonar cuando estás liderando y tan cerca de la meta es para frutrarse», opinó Verstappen. “No sentí nada raro en el coche, y de repente se reventó la rueda trasera izquierda y choqué muy duro contra la pared, no fue un buen sitio para accidentarse», dijo después ‘Mad Max’ a la espera de saber las razones.

Hamilton no le fue en zaga a Max, «difícil explicar lo que pasó en la re-largada, lo siento por el equipo.Creo que le di a un interruptor sin darme cuenta, no me funcionaron los frenos y me pasé de largo»; explicó. Y al mismo tiempo reconoció, “me siento mal, por un doble motivo, también porque hoy perdí a un amigo (en alusión a Mansour Ojjeh, accionista de McLaren desde 1984), le quería dedicar un buen resultado». “De todo se aprende», fue su reflexión.

Acá mirá la reacción de Toto Wolff, jefe del equipo Mercedes al mirar por los monitores, la pasada de Lewis:

Mirá lo siguiente, ¿lo viste? Los festejos en el podio vistos desde una cámara colocada en el buzo. Otra señal, sutil, de Liberty Media.

¡Bravo!. El podio, Checo, Vettel y Gasly.

Y entre tantoo sucedido, no podía faltar la sección dedicada a Nikita Mazepin, a quien las autoridades rusas le exigen que vuelva a cumplir con el servicio militar.

 

Fin de la película.

-publicidad-

3 COMENTARIOS

    • Si de acuerdo,PEOR que nuestra ACTC.Debio terminar con auto de seguridad,el circuito de Baku es un sinsentido,un callejero que quiere parecer un autodromo…PENOSO

    • Prefiero una bandera roja y no que terminen la carrera detrás del coche de seguridad. Además si no largaban de nuevo por reglamento ganaba Verstappen porque se toma la vuelta anterior a la bandera roja, un sinsentido por donde se lo mire. Lo mejor es dar todas las vueltas y terminar con velocidad pura.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre