INSÓLITO.

Dan para muchas situaciones las carreras de motos. Caídas, rodadas, vuelos espectaculares y toques son habituales. Sin embargo el Gran Premio de Cataluña, mostró una imagen que los seguidores del Mundial no recuerdan haber visto. Un piloto que en plena marcha a más de 200 km/h, saca una mano del manillar, la emplea para abrirse su traje de competición, sacarse el protector del pecho y arrojarlo a la pista.

Quartararo intentó cerrar su mono de competición en el camino a boxes, pero no lo consiguió. Por la particular situación, captó más atención que el ganador Miguel Oliveira.

El hecho tuvo más relevancia porque ese piloto fue el francés Fabio Quartararo, el líder del campeonato de Moto GP. Y el mismo que tras lograr su quinta pole consecutiva imaginaba un domingo triunfal. Arrancó para eso, pero con el transcurrir de las vueltas se fue retrasando hasta ser superado por la KTM del portugués Miguel Oliveira, finalmente ganador, y acosado por las Ducati de Johan Zarco y Jack Miller. De pronto volvió a capturar la atención por sus extraños movimientos sobre la Yamaha oficial.

Por tercer Gran Premio consecutivo la carrera de Marc Márquez terminó con una caída. Afortunadamente sin consecuencias físicas para el español.

“Exactamente, no sé qué pasó, pero se me abrió el mono. Intenté ponérmelo otra vez, pero no es fácil ponerse una cremallera cuando está hasta abajo y vas rodando a tu máximo. Fue un día movido. En ningún momento pensé en parar. Me molestaba bastante, no fue fácil» explicó  Quartararo su llegada a los boxes de Montmeló, cuando todavía disfrutaba del tercer puesto detrás del ganador Oliveira y de Zarco  pero ya empezaban a escucharse los reclamos de sus colegas para una sanción.

Inicialmente Quartararo recibió un recargo de 3 segundos que lo bajó del tercer escalón del podio al cuarto puesto, pero no por esa extraña acción con el traje de competición, sino por cortar camino en una de las curvas. La reiteración de las quejas de varios pilotos por el episodio del mono abierto llevó a las autoridades a reconsiderar el tema. «Que no lo penalicen por no llevar el mono ajustado, cuando él es el único que puede hacerse daño, puede ser, pero tiró el protector. Eso es bastante sancionable porque es muy peligroso para los otros pilotos. Hay que dar ejemplo para que no se repita, no porque sea Fabio hay que dejarlo pasar” criticó Casey Stoner, excampeón mundial.

Gabriel Rodrigo largó desde la pole pero debió conformarse con el sexto lugar en Moto 3. Ganó el español Sergio García en el emotivo final que vio a las 10 primeras motos separadas por un segundo.

«Ya tuve mi sanción con perder un lugar en el podio. Es una sanción que no acepto. No tiene sentido, ya acabó la carrera» respondió Fabio a la espera de la decisión de los comisarios deportivos. No los convenció con sus argumento y recibió otro recargo de tres segundos que lo retrasó del cuarto al sexto puesto. Una sanción justa ya que el reglamento señala que  «es obligatorio que cada piloto empiece la carrera con al menos dos ‘sets’ de equipamientos completos que contienen un casco, un mono de una pieza, botas y protector de pecho y de espalda. El equipamiento debe estar puesto y correctamente ajustado en todo momento en la actividad en pista». Clarito.

Por encima del mono que se le abrió, el protector de pecho que tiró, los recargos recibidos y los puntos perdidos, Fabio Quartararo conservó algo muy importante: el liderazgo en el campeonato de Moto GP. No es poco para un día tan movido y complicado

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre