EL CASO QUE RODEA AL ACCIDENTE DE MICHAEL SCHUMACHER dio un giro trágico.

El hombre al que la policía suiza mantenía detenido bajo sospecha de intentar vender los robados registros médicos del campeón, se suicidó en su celda en Zurich.

El hombre, cuyo nombre real no fue dado a conocer, fue detenido el martes y negó cualquier implicación en el robo de registros de Schumacher.

Esto siguió a una sórdida historia en la que un hombre, que se hacía llamar Kagemusha san, como el personaje de la película de Akira Kurosawa, se puso en contacto con varios periódicos sensacionalistas de Europa para ofrecerles la historia médica a cambio de 50.000 euros.

Algunos de ellos, incluyendo Bild, ventiló a la familia Schumacher y a su portavoz Sabine Kehm la existencia de la oferta, y Kehm emitió una fuerte declaración diciendo que iban a demandar a cualquier persona o medio que publicara el contenido.

Corinna y Michael Schumacher.

Esto dejó el ladrón sin ningún lugar para ir a vender el archivo. La red que tendió la policía en torno al ladrón encontró datos IP que sugieren que los correos electrónicos enviados a los tabloides habían llegado desde una computadora instalada en las oficinas de Rega, una empresa de servicios de helicópteros médicos basada en Zurich, al que había sido enviado el archivo como parte de una propuesta para la repatriación del siete veces campeón del mundo a Lausana, desde la cama del hospital en Grenoble, donde había estado desde fines de diciembre.

Schumacher sufrió una lesión grave en la cabeza en un accidente de esquí en los Alpes franceses y estuvo en coma durante seis meses, hasta junio.

El hombre que fue encontrado muerto en su celda en la mañana del miércoles, era un empleado de Rega y había sido rastreado por la policía suiza y puesto bajo custodia el martes. Iban a someterlo a un nuevo interrogatorio el miércoles, pero se ahorcó durante la noche del martes.

Sólo hubo un corto comunicado de Kehm: «Estamos sin palabras y profundamente conmocionados».

El mes pasado, la esposa de Schumacher, Corinna, escribió un mensaje a los fans en el programa para el Grand Prix de Alemania, dándoles las gracias por su apoyo y diciendo que lo peor había quedado atrás en el largo camino de su marido a la recuperación. Desde la confirmación que había salido del coma, no ha habido ninguna información actualizada sobre su condición o sus perspectivas de recuperación.

Por el equipo de VA

 

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre