SILVERSTONE recibe el domingo a la Fórmula 1. ¿Qué dirías si hubiera cuatro argentinos entre los seis primeros al término del Grand Prix de Inglaterra?

Ciencia ficción, ¿no? Pero sucedió, en serio. Fue hace mucho, ni los viejitos de VA habíamos nacido, pasaron casi 60 años desde 1954, cuando los mejores equipos de la Fórmula 1 tenían como líderes a nuestros pilotos: Mercedes-Benz, a Juan Manuel Fangio; Ferrari, a José Froilán González; Maserati, a Onofre Marimón. Roberto «Bitito» Mieres era uno de los mejores clientes de Maserati, como Stirling Moss, y el también recientemente desaparecido Clemar Bucci manejaba uno de los Gordini que le ponían un toque azul a la F-1. Imaginate una carrera con treinta pilotos de los cuales cinco eran argentinos… Impensable hoy, ¿no es cierto?

Pica en punta Froilán (9) delante de Hawthorn, mientras Fangio (1) se retrasa en la largada.

Fangio (que había marcado la pole-position) y Froilan largaron desde la primera fila aquel 17 de julio de 1954 junto a Stirling Moss (Maserati) y Mike Hawthorn (Ferrari). El arrecifeño picó delante del Chueco, que superado por Hawthron recuperó el segundo lugar en el giro 5. Marimón no había marcado tiempos en la clasificación (¡el equipo oficial llegó tarde!), pero aunque largó en el fondo de la grilla, en la primera vuelta ¡ya estaba sexto!

Marimón (33) sacándole una vuelta a Leslie Marr (Connaught)

Mientras Froilán sacaba y sacaba ventajas, Fangio sufría con problemas de caja y con las latas de aceite que delimitaban la pista, a las que no veía con claridad a causa de las dimensiones de la carrocería del W196, chocándolas a menudo. Fue superado por Moss en el giro 54 y por Hawthorn en el 57. Bucci se había despistado en la vuelta 18.

Fangio penó con la Mercedes W196 en Silverstone

Froilán ganó de punta a punta. Le sacó 70 segundos a Hawthorn, el escolta. Moss tuvo problemas con el eje trasero de su Maserati a 10 giros del final, y Marimón, que había superado a Fangio tras 78 de las 90 vueltas pactadas en Silverstone, se encontró tercero, mientras Mieres superaba al Mercedes-Benz de Karl Kling en el giro 70 para ubicarse sexto al final.

Banderazo final para el esfuerzo de Froilán, su segunda y última victoria en el Mundial de Conductores.

Primero, tercero, cuarto y sexto. Argentinos. En Inglaterra. ¡Mamita! Lo que daríamos hoy por vivir algo así, ¿no?

Por el equipo de VA

 

 

-publicidad-

2 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre