UNO DE ESOS ENCUENTROS QUE VALEN LA PENA.

Sentados a la mesa en la «La Olla de Felix» en Barrio Norte, estuvieron el Flaco Traverso como presidente de la AAV, dirigentes de la entidad que cuida la salud de los corredores en las carreras de autos en el país como Daniel Igoillo, Fernando Croceri, Rubén Bulla, Gustavo Der Ohanessian, y el invitado especial: Jorge Cupeiro.

El Flaco y el Gallego, puro automovilismo.

La AAV que días atrás cumplió 88 años de vida, resolvió en una reciente reunión de la directiva, nombrar a Jorge Cupeiro como presidente honorario; cargo que ocupara hasta su fallecimiento Froilán González. Al Gallego Cupeiro, «un amigo de toda la vida de quien aprendí mucho», dijo Traverso, lo acompañaron su esposa, hijos y nietos, a su vez estuvieron representantes de medios de prensa entre los que estuvo visionauto.

SpeedAgro

«Nunca acepté un cargo para participar en ninguna comisión, ni en la del consorcio del edificio; pero bueno, en esta ocasión no me pude negar, me une una relación de afecto con la Asociación Argentina de Volantes desde hace muchos años, una institución muy importante y por la que han pasado muchos amigos», comentó Jorge.

Sabés que Cupeiro ha sido uno de los más importantes pilotos de la historia del automovilismo argentino, concitando el mayor interés y polémica a la vez cuando a inicios de los años ´60 apareció en Turismo Carretera con el Chevitú, propiedad de Pepe Frolián González, un auto que marcó un antes y un después y que en el TC de las tradicionales cupecitas, abrió el sendero para la incorporación de los autos compactos.

En distintas categorías entre 1960 y 1971, alcancó 41 triunfos, integró el recordado equipo Automundo (la revista del automovilismo de aquellos tiempos) que en 1966 compitió en la F-3 europea. En 1969 fue uno de los que participó en la Misión Argentina en las 84 horas de Nürburgring con el Torino 380W nº 2, compartiendo butaca con Gastón Perkins y Eduardo Rodríguez Canedo.

En aquellas temporadas de Fórmula 3 de 1966 y 1967 en Argentina, tuvo actuaciones destacadas. A su vez ganó tres veces las 500 Millas Argentinas (1969, 1970 y 1971), y participó además en los 1000 km de la Ciudad de Buenos Aires 1970-1972 por el Mundial de Sport Prototipos. En nuestro país corió en Turismo Anexo J, Turismo Mejorado, Mecánica Argentina F1 y Sport Prototipos.

Una noche más de la AAV, amena, cálida, rodeada de recuerdos y anécdotas.

Fotos: Asociación Argentina de Volantes.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre