«EL HECHO QUE EL mejor piloto de cuatriciclos, como es Marcos Patronelli, haya tenido que abandonar  da una idea de la dureza de este Dakar…», largó Etienne Lavigne, el director de la carrera, en la zona de Cerro Negro, punto de partida de la quinta etapa.«No sé puede decir que este sea el Dakar más difícil, porque el Dakar  nunca es fácil…», agregó el francés ante la consulta de Visión.

 

Es cierto que el Dakar nunca es fácil pero éste del 2014 parece el más difícil de todos, al menos de los que desde el 2009 se disputaron en Sudamérica. Así lo declararon muchos pilotos, incluso los más experimentados y así lo probaron  los hechos de la quinta etapa que obligaron a acortar de 572 Km a 211 el recorrido en velocidad para motos y cuatriciclos por motivos de seguridad.

Motivos hubo, con muchas motos perdidas, algunas incendiadas como la Honda de portugués Paulo Goncalves, vuelcos como el del BMW de Adrian Yacopini, caminos en muy malas condiciones y hasta un piquete que, realizado por trabajadores tabacaleros tucumanos, complicó el paso de los camiones en la ruta 38.

Como dijo Lavigne, el Dakar nunca es fácil, pero como dicen muchos siempre hay uno que es más difícil que otros. Y éste del 2014 parece el «más» entre los seis corridos en tierras sudamericanas. Las pruebas están a la vista.

 

Por el equipo de VA (Especial desde Chilecito)

Foto: Mónica Paz

 

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre