300.000

euros


Son los que necesita Augusto Scalbi para reinsertarse en el automovilismo europeo y correr una de las categorías patrocinadas por Renault. “Hablé con Julio Catalán Magni para un acercamiento con el Gobierno, pero está difícil” contó Scalbi, que con 20 años ya tiene un título internacional en la Renault 1600 Italiana. Intuyendo lo que se le viene y para no seguir viendo las carreras desde boxes o por televisión, Scalbi ya inició charlas con la gente de Fiat y Toyota para correr el año que viene en el TC 2000. Otro pibe obligado a pegar la vuelta y van… tantos que ya no queda casi nadie en Europa como para imaginar un futuro con algún compatriota en la Fórmula 1 si es que no llega Esteban Guerrieri.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre