UN ESTONIO VELOZ

“Quiero el replay, pasaron muy rápidos estos culeados…”.

VisionAuto

Con el clásico acento, humor y lenguaje cordobés, el  hincha entregaba su primer análisis mientras el polvo que levantaban los autos ante cada paso lo cubría una y otra vez, lo mismo que al resto de los fanáticos reunidos en  la parte inicial del tramo entre  Santa Rosa de Calamuchita y San Agustín. Lejos de enojarse le ponía mas humor con un “mira parecemos una milanesa…”, festejado por su amigos.

Estuvo claro que nunca hay obstáculos ni contratiempos, para la pasión de los cordobeses por el rally. La 38ª edición del Rally de Argentina, organizada por el ACA, ha sido un nuevo ejemplo.

El Citroen de Kris Meeke transita un vado en el tramo Amboy-Yacanto. El norirlandés marcha a 22s 7/10 del lider Tanak.

 

Pasaron rápido Sebastien Ogier, Thierry Neuville, pero más rápido, aunque sin tantas exclamaciones de la gente, pasó Ott Tanak, el estonio por entonces ya convertido en la espada mayor de Toyota, ante el prematuro abandono de finés Jari Matti Latvala tras pegarle a una piedra y dañar la suspensión delantera y el motor. No le pesó la responsabilidad porque siguió sumando victorias en los tramos  de velocidad, hasta monopolizar las tres de la pasada vespertina y, completar un total de cinco, entre ellas la que marcó su éxito parcial número 100,  en su campaña de 83 carreras mundialistas.

Con toda su espectacularidad sobre el Hyundai, el español Daniel Sordo se dio el gusto de ganar el 5º tramo de velocidad. Se ubicó 3º en la general

“Es bueno cuando te salen tan bien las cosas”, lanzó un feliz Tanak a su llegada como ganador de la etapa al parque cerrado en el cálido atardecer de Villa Carlos Paz. Como una anécdota, casi en el olvido, quedó su trompo en el segundo tramo que le costó 20 segundos y permitió el fugaz liderazgo del campeón Sebastien Ogier, quien finalmente cayó al quinto lugar, también por detrás de Kris Meeke, con su Citroen. Thierry Neuville y Daniel Sordo, con sendos Hyundai.

“Estoy en el límite…”, lanzó Ogier en un aviso que no parece el mejor para quien buscar quebrar el karma que lo persigue en este Rally de Argentina, uno de los pocos que no figura en su palmares de sus 42 victorias en el Mundial. Igual no se desespera. Sabía que la cosa apenas había empezado.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Carlos Paz)

Fotos: Mónica Paz