CUESTA ABAJO.

“Qué bueno, con este acuerdo ahora tendremos notas todos los días en Clarín y a veces saldremos en la tapa”, se entusiasmaba Víctor Rosso pocos días después que el por entonces TC 2000, ahora Súper TC 2000, se integrase al Grupo Clarín bajo la razón social Autosports S.A.  Quien esto escribe era más escéptico, conocedor que esa transacción comercial era una más, y no de las importantes, para el Grupo. No tenía dudas Vichín, quien por esos días de 2008 junto a Gabriel Furlan, acompañaba a Pablo Peón en la conducción de la categoría.

Única e irrepetible, la carrera en el centro de Buenos Aires en 2012, marcó el punto más alto de atracción del Super TC 2000 con récord de público y audiencia.

Como en muchas relaciones, los primeros tiempos fueron buenos sin llegar a que desbordasen las notas y menos las tapas. Clave fue la presencia de Peón como punto intermedio entre los directivos de la empresa y los integrantes de la parte deportiva, léase pilotos y equipos. Es que Pablo pertenecía al mundo del automovilismo por su pasado de piloto y presente de dirigente, y también al ámbito empresarial como herencia de su padre. Eso le hizo tener una visión más amplia del tema que además de lo deportivo incluyó el negocio, palabra que solía utilizar en sus largas exposiciones.

 “El automovilismo tiene que trascender fuera de su ámbito especifico y para eso hay que hacer cosas diferentes”, repetía Peón en las extensas conferencias sabatinas en los distintos circuitos. Varias de esas ideas las llevó a la práctica. Algunas (200 Km, de Buenos Aires, visitas a Brasil, carreras nocturnas en Santa Fe, callejeros en el centro porteño y Palermo) con éxito. Otras (Estadio Único de La Plata, carrera en Chile) como flojas y aisladas experiencias. Lo cierto fue que, con los principales pilotos y equipos durante varios años la categoría, mantuvo una presencia importante dentro del automovilismo nacional que sin llegar al nivel de popularidad del TC la colocó como digno escolta. En el medio cometió un error en apariencia menor pero no tanto. Mutó su nombre original por el de Súper TC 2000. Sólo sirvió para confundir y mezclar estadísticas.’

Pablo Peón presentó en San Luis 2015 a Antonio Abrazian, su sucesor al frente del Super. Su escasa experiencia con las carreras le jugó en cintra en su gestión, que duró hasta octubre de 2018.

Como es habitual, el paso de los años fue erosionando relaciones y la de la categoría con el Grupo no fue la excepción mientras avanzaba el primer lustro de la década de 2010. Peón empezó a perder espacio para maniobrar e interés por la categoría. Esto lo llevó a enfocarse más en sus futuros proyectos personales que apuntaban a Estados Unidos. El  ”Peón se va. ..” se escuchó durante un par de años hasta que finalmente Peón se fue fines del 2015. De su mano, llegó Antonio Abrazian,  

No es del palo del automovilismo”, coincidieron los responsables de los equipos para justificar esa poca empatía creada con alguien que como Abrazian, desembarcó en la categoría. Tal vez con buenas intenciones, pero con la experiencia de un trabajo en Marketing en General Motors como único antecedente cercano al automovilismo. Como reflejo de ese distanciamiento de las partes, era patético ver en los circuitos el errático deambular de Abrazian, quien repentinamente, fue relevado sin guardar la prolijidad de esperar el final de la temporada de 2018.

Por entonces ya eran notorias las muestras de la decadencia, productos del desinterés, logístico y económico, y de la falta de pasión de quienes toman al automovilismo exclusivamente como un negocio. Los 200 Km de Buenos Aires habían dejado de ser la fiesta que en sus comienzos desbordó las tribunas del Gálvez de público y su nivel internacional de participantes, que en sus comienzos incluyeron europeos, se había limitado a unos pocos brasileños. Ya ni se hablaba de la tantas veces prometida vuelta al óvalo de Rafaela. Y encima empezó a peligrar esa joya propia de la categoría, la carrera nocturna del callejero de Santa Fé hasta que finalmente desapareció en 2019. A esto se sumaron grillas de Fórmula Renault, que empezaron a ralearse a niveles alarmantes para una categoría que supo reunir 60 autos. Todo estaba tan mal que hasta comenzó a ser extrañada la figura de Peón, aun con sus decisiones unipersonales, caprichos, obstinaciones y hasta sus momentáneas ausencias del país.

«Con tener 20 autos me conformo», decía Abrazian sobre la Fórmula Renault  2.0 a principios de 2018. La decadencia de la categoría no se detuvo con su salida, ya que este año arrancó con 13 autos.

 La llegada de Edgardo Fernández para acompañar en la parte deportiva la gestión del directivo Francisco Aldinio, pareció compensar el “palo deportivo” que pretendían los equipos. Sirvió solamente para hacerse cargo del cambio de los sonoros pero poco confiables motores V8 a los silenciosos, confiables y escasos turbos franceses. Otro paso no muy feliz de la categoría, cuyas consecuencias, junto a las falencias antes apuntada se vieron en un desastroso 2019 con pocos autos (sólo una vez superaron los 20) y pobres espectáculos. Por entonces, desde la vereda de la ACTC empezaban a crecer las TC Pick Up, una categoría que por encima de motivos comerciales, apuntaba a la confrontación directa con el Súper en esa indisimulable y lamentable grieta que tiene el automovilismo argentino, formada a partir de la división de pantallas televisivas.

No fue casualidad que sus fechas coincidieran con las del Súper, tampoco que para llegar al TC (el destino anhelado por casi todos los pilotos), se exigiese el paso por el TC Mouras. Una categoría cuyo calendario también se superponía con el Súper y el TC 2000… Fue habitual entonces ver a chicos que tras dejar la Fórmula Renault, apuntaron directamente al Mpuras. Esto hizo desangrar las filas del TC 2000 y el Super, y por el contrario fortaleció las de las categorías fiscalizadas por al ACTC.

Así llegamos al comienzo de 2021, que vio a las tres categorías a cargo del Grupo Clarin (Súper TC 2000, TC 2000 y Fórmula Renault 2.0) juntar en el Gálvez 47 autos. La misma cantidad que por si sola, reunió una semana más tarde el Turismo Carretera en San Nicolás. Un golpe demasiado duro para el orgullo de los equipos, que encima golpeados por el repentino alejamiento de Pablo Fredriks (directivo del Grupo con buena llegada a equipos), no aguantaron más la situación de decadencia. La situación los hizo animarse a publicar la dura carta contra el Grupo, no sólo como una queja sino en busca de un cambio de rumbo en ese camino que sólo tiene el destino de la desaparición. Ojalá no haya sido demasiado tarde.

-publicidad-

15 COMENTARIOS

  1. Me parece que con Clarin es demasiado tarde. La salida creo es patear el tablero y buscar otro camino, sin clarin , con otro nombre obviamente y con otros autos.
    Saludos

  2. joya propia de la categoría, la carrera nocturna del callejero de Santa Fé? Que clase de joya sería esa? Porque ese callejero es un bodrio y de noche luego de unos chops Santa Fe da mucho sueño. No se pueden comparar con los 200 km que era interesante.
    Pensar que en los 80 y principios de los 90 no me perdía ni una carrera de TC 2000, TN, F2 codasur (las pocas que dieron por TV y la F3 sudam. Luego con mucha tristeza no vi casi nada de automovilismo argentino, alguna vez al año para cambiar de canal a los 10 minutos asqueado. Fui en 2012 al callejero de Santa Fe y más arriba comenté mi experiencia. De las diferencias que plantean con el Turismo Carretera no puedo decir nada porque no la sigo y no se quienes corren ni quien salió campeón en los últimos mil años.

    • Coincido en que se perdieron categorías muy buenas, el ejemplo más importante para mi es la F2 Codasur. Respecto al TC2000, que si bien yo también seguí mucho entre 1984 y 1995, reconozco que su mejor momento lo alcanzo a partir de 1997 con el cambio de reglamento, y lamentablemente empezó a pudrirse en 2003/4 con las ideas de Peon y luego con Clarin. Pero hay otras categorías que han mejorado mucho respecto a esa época, no me canso de poner como ejemplo el TN, que estuvo a punto de desaparecer y hoy es la más espectacular y sana sin dudas.
      El TC sera hoy un éxito comercial y folklorico, pero no tiene para mí casi ningún atractivo, autos que son prototipos monarca y tienen forma de cualquier cosa, pobres espectáculos en pista, reglamentos técnico y deportivo ultra manoseados, etc. Por más que haya 47 autos y otros tantos en el TCP/TCM y muchos pilotos interesados.
      Saludos

  3. Excelente cronica de la debacle del TC2000,como acostumbra Miguel,uno de los periodistas que lleva mas tiempo alertando por los desaguisados de la categoria.
    Otra gran categoria que se pierde,como paso en su momento con los Sport Prototipos,Formula 1 MA,Formula 2 MA y CODASUR,etc.
    Coincido en lineas generales con los comentarios de todos los lectores de Vision,pero me parece que la categoria esta herida de muerte…Los equipos llegan tarde con esta carta,ahora esta amenazada su propia supervivencia.No veo muy factible una continuidad de la categoria en formato auto,sea sedanes o hatchbak,porque el TN la superara comodamente.Les quedaria el camino,denigrante para mi por cierto,de transformarse en SUV2000 para ver si con esto pueden seguir atrayendo a las fabricas y de esa manera preservar la fuente de laburo de los equipos.Pero el contexto economico es muy desfavorable y recuperar el interes del espectador parece una utopia.Ademas,que dirigente podria liderar un cambio????

    • El dirigente podría ser Ciabatari por ej. , que parece tener ideas interesantes. Los equipos deberían fundar una Asociacion Civil y crear una nueva categoría, no se si fiscalizada por el ACA. Los nombres STC2000 y TC2000 dejarían de usarse por ser propiedad de Auto Sports. En un primer momento podrían correr con los autos actuales de ambas categorías fusionadas, y motores del TN clase 3. Pero esto requiere la unión de todos los equipos, pilotos y terminales. Es concretar el boicot a Clarin y vaciarle las categorías para dar nacimiento a algo nuevo.
      Saludos

  4. Excelente nota y resumen…la carta no tiene desperdicio..no dejaron tema por tocar y a fondo…espero que no sea demasiado tarde..

  5. Excelente nota con detalles precisos sobre la trayectoria de la
    categoría que lamentablemente va en decadencia y a la que mucho le debo.
    Recalco que los quiebres comenzaron al sacar del medio al prolífico constructor Tulio Crespi , la integración al grupo Clarin sabiendo que no les interesa incursionar en el automovilismo, ellos van al negocio hasta que les sea negocio sin importarles lo que pase en el medio.
    No cargo las tintas sobre los V8, no eran malos motores sino que por cincunstancias internas no había suficiente personal (inexplicable) para su reacondicionamiento y puesta a punto y salían de los servis con diferencias sustanciales de potencia y no en tiempo y forma.Ello hizo que los privados se fueran yendo(porque les daban los peores) y otros que querían incursionar no lo hicieran.
    El cambio de nombre no contribuyó para nada, solamente sirvió para confundir a la gente.
    El error más grosero se vivió el la seudo carrera en el estadio único de La Plata, una barrabasada inentendible.
    Como en un equipo de futbol:cuando se cambian muchos técnicos en poco tiempo la culpa no la tienen los técnicos seguramente.
    Es de esperar y así lo siento que haya una mente brillante que aglutine a todos y cambie lo que hay que cambiar para que la categoría resurja para bien del automovilismo.
    Párrafo aparte para los que se aprovechan de las debilidades de los otros, para crear categorías con el solo propósito de superponer fechas, partir las pantallas y dividir al automovilismo, todo lo que con maldad se hace tarde o temprano vuelve.
    Cordialmente

    • Coincido. Igualmente los vivos (y brutos al mismo tiempo) de la ACTC insisten con multiples categorias en las cuales solo corren esas catraminas hechas con estructuras tubulares por Jakos, los motores de la categoria y eje teasero rigido (como un camion). En eso son peores que Autosports, pero los venden a precios mas logicos. Hay un gran publico que no quiere ver mas ese circo (el de la ACTC6 y huye hacia categorias mas autenticas como es hoy el TN y como fue antes el TC2000.
      Saludos

      • jajaja, «catraminas hechas con estructuras tubulares». Alain Menu dijo que parecían los autos de los picapiedras.

        • Y si, cualquiera que lo vea desde afuera y más aún desde un país avanzado, no lo puede creer. Y eso es solo lo que se ve, después abajo hay cosas también anacrónicas como el eje trasero rígido (cañonera) y que decir de los carburadores.
          Saludos

  6. El tc2000 como categoria esta muerto, lo dije hace unos dias, es solo un negocio de clarin para sacar dolares del pais…el tc, otro gran negocio de la actc, por eso estandarizaron todo, cada elemento del auto lo revende la actc, es como un vendedor de las piezas de su propia categoria, no les interesa ponerse a cambiar el reglamento tecnico para que los autos den espectaculo.
    Coincido 100% la unica categoria que me siento hoy con ganas a verla es el tn, y en vivo sorprende, el sonido de los motores, la presentacion de los autos, y en pista da todo, esta muy buena, ojala no la caguen con mas carga aerodinamica y estandarizacion del auto.

    • Totalmente de acuerdo. Si todavia no esta muerta el TC2000 la terminaran de matar con el bizarro proyecto de los SUVs
      Saludos

  7. Si no pegan el volantazo YA (cosa que no creo), desaparecen. Es lo que hizo el TN a fin de los 90 y lo que salvó a la categoría.

    Una categoría monomarca de motor y suspensiones que expulsa o no interesa a los privados ¿?: ¿que mas fácil para un privado que armar un auto sin tener que desarrollar motores y suspensiones?

    Lo de las SUV es una bolu… (otra más, y van…).

    Ambroggio salió a defender las SUV: y claro, si no tiene que correr con el Logan o Sandero contra los Corolla! Hagan carreras de AUTOS, no inventos que no sirven. Y si quieren probar, hagan una telonera y listo, como hizo la ACTC con las pick ups aunque los que compran camionetas, en general, son fierreros y las fabricas ofrecen modelos deportivos, cosa que no existe entre las SUV que son familiares cero deportividad.

    Todas las fábricas tienen autos del segmento B, menos Ford que se retiró casi del mercado. ¿Que eran los Polo, Gacel, Gol, Kaddett, Fiat 128, Dodge 1500? ¿Que es el Cronos? (aunque el Cronos de STC es un Tipo disfrazado -otro mamarracho-). Además son vehículos mucho mas populares y accesibles: Virtus, Polo, Yaris, Onix, Cronos, Logan, Sandero, 208, Rio, Versa, mezclados con los Corolla, Cruze, Sentra, Tipo, C4, etc. No hacen falta 100 modelos, con 3 o 4 competitivos, sobran

    La ACTC hace negocio con hasta las tuercas de las ruedas, pero al menos intenta que el espectáculo sea «soportable» (porque bueno, no es) pero en el STC2000 lo único que importa es la recauda para Klarín y que las fábricas que quedan se vayan conformes (aunque ya sólo queden 3 y dudo de la conformidad). El público les importa un gas.

    Motores de clase 3 con algún «picante», de cada marca y algún monomotor de desarrollo nacional para quienes no quieran hacer el gasto del desarrollo (igual al TN donde hay Kia con motor Mitsubishi o Vento con motor Ford -aunque LO ESCONDAN-).

    Por ahí escuché una vez que el TC2000 (la telonera) NO ERA DE CLARIN sino de los equipos… quizá por ahí esté la respuesta

    • Me faltó algo: el más lógico de los reglamentos, es el del BTCC, no el del TCR que es otra cosa más parecida al TN.
      Ya está todo inventado

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre