UN PATO EN EL INFIERNO

Así como el Dakar es su cita habitual de la pretemporada, las 24 Horas de Nurburgiring constituyen para Juan Manuel Silva el otro oasis internacional de esta parte final de su prolongada campaña en el automovilismo deportivo.

Este Aston Martin es el arma mecánica que tendrá Juan Manuel Silva,para repetir sus buenos resultados en las 24 Horas de Nurburgring.

 

-publicidad-

Muy diferente al tránsito por las dunas y los caminos sudamericanos que hace en el Dakar en el verano, el desafío en el legendario Nordschleife, con sus múltiples curvas y sus cambiantes condiciones durante un día de competencia, es también atractivo para Silva. Ausente el año anterior, el Pato vuelve este año al Infierno Verde con la idea de reeditar sus buenas actuaciones de 2014 y 2015 que culminaron con un triunfo y un segundo lugar en su categoría.

“El primer objetivo es llegar. Terminar la carrera es el sueño de todos. Sabemos que es difícil  porque es una competencia extremadamente dura. Creo que es el Dakar de la pista. Hay mucha pasión en todo esto, y estoy feliz de estar acá otra vez, acompañado también por amigos y uno de mis hijos. ” contó Silva quien compartirá con el alemán Wolfgang Weber y el sueco Erik Johansson el Aston Martin Vantage V8 GT4, de la categoría SP 10, perteneciente al equipo Mathol Racing.

Sobre este BMW, los pilotos argentinos de la escuderia FE concretarán una nueva experiencia en el exigente Nurburgring.

 

Silva no será único piloto argentino que estará entre las tripulaciones de los 150 autos de distintas categorías inscriptos en estas 24 Horas de Nurburgring. Como es habitual habrá una nutrida delegación blanquiceleste. En representación del equipo FE, el mismo que pegó el faltazo en el Súper TC 2000 pero cumplirá con su tradicional cita en Nurburgring, estarán sobre un BMW, Alfredo Tricarichi, Alessandro Salerno, Alejandro Chawan y Eduardo Romanetti mientras que en otro BMW 325i, pero del Song Rennsport se alternarán Roberto Falcón, José Manuel Balbiani, Camilo Echevarría y Eduardo Romanelli. Ya en una categoría superior, y sobre un Porsche Cayman GTA, correrá Marcos Vázquez.

Suerte muchachos, y mucho cuidado y paciencia porque el Nurburgring no perdona.

 

Por el equipo de VA

Fotos: Prensa Silva y ACA

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre