NO OCURRE SOLAMENTE CON EL TC O CON EL SUPERTC2000. También la Fórmula 1 está sufriendo una inexorable caída del rating televisivo.

Según una publicación del periódico deportivo español Marca, que sigue a Fernando Alonso por el mundo entero, las cifras más preocupantes son las de América Latina, donde el declive del interés ha sido de un asombroso 50 por ciento. Y no se produjo solo por la polémica en torno al ruido (o su ausencia) de los nuevos motores V6 turbo.

«En Italia», añade Miguel Sanz, el autor del artículo, «en función de los éxitos de Ferrari, la caída es del 20 por ciento basado en los datos de las cinco primeras carreras de 2014.»

Una mirada más de cerca a Italia es reveladora. Considerando sólo el Grand Prix de Canadá, el pasado domingo, las pérdidas combinadas por los operadores Rai y Sky en un solo año fue de casi 3,5 millones de espectadores«España, siempre con un ojo en Alonso, está en una disminución de 15 por ciento», escribió Sanz.

La victoria de Daniel Ricciardo en Canadá.

El análisis indicó que la disminución del rating comenzó con el dominio de Sebastian Vettel hace unos años, cuando el público mundial se redujo de 515 millones en 2011 a 500 millones en 2012Y la FOM reveló una caída adicional de 50 millones de espectadores el año pasado, que acabó con una cabalgata triunfal de nueve victorias consecutivas del piloto de Red Bull.

Las situaciones en China y Francia no ayudaron. Terminó la cobertura de la cadena CCTV estatal china, mientras que Francia movió la F-1 a la televisión por cable.

En Alemania, la caída del rating fue del 10 por ciento el año pasado, y en 2014, a pesar del dominio de Mercedes y del liderazgo de Nico Rosberg, lleva caído un 3 por ciento adicional. ¿Es ese el porcentaje que se puede adjudicar al rechazo por el silbido de los nuevos motores?

«No estoy preocupado por el tema» había dicho el mes pasado Bernie Ecclestone a la revista Forbes. «Yo hablo con los ejecutivos de la cadena RTL alemana, y ellos dicen que es sorprendente que la audiencia se haya reducido con todo lo que ellos hacen para la cobertura. Lo que pasa es que la gente tiene tiempo limitado. Están utilizando Facebook, Twitter… Hay tantas cosas para hacer. Pero al final van a volver a la televisión».

El ex director deportivo de Renault, Flavio Briatore, justificó esa caída con el cambio de reglamento. «Lo que tenemos ahora no es la Fórmula 1. La Fórmula 1 es otra cosa «, dijo. «El público está disfrutando claramente mucho menos, porque los coches no hacen mucho ruido. Hay pilotos que ahorran combustible, producen adelantamientos falsos solo porque los alerones se abren, se ocupan más de su contabilidad que de ser gladiadores».

Por el equipo de VA

 

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. yo no me perdía ni un entrenamiento el año pasado. ahora, veo las carreras en diferido… si me acuerdo…

  2. Yo también, hasta el año pasado me levantaba para verlas en vivo hasta las clasificaciones, hoy ni me caliento veo los resultados apenas.
    El nuevo sonido lo cambio todo pero aun mas lo hicieron las falsas luchas donde se nota que no es F1, es 24LeMans atomizado, para ver carrera así veo 24LeMans.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre