UNA PERLITA.

En días de cuarentena, fluyen los hallazgos de hechos convertidos en textos, narraciones o imágenes;forman parte de la historia del automovilismo.

Encontramos como te decimos, una perlita.

 

Ocurrió en 1978, cuando Juan Manuel Fangio se midió con el australiano Jack Brabham en el circuito de Sandown, Australia, en lo que significó un momento para resguardar en la historia del automovilismo.

Fangio el quíntuple, el tres veces campeón mundial de Fórmula 1 (1959, 1960 y 1966), el australiano Jack Brabham, más dos pilotos más, Bob Jane con una Maserati, y Bill Patterson conduciendo un Cooper, fueron invitados para efectuar una exhibición en aquel evento.

Sin embargo, las tres vueltas pactadas se iban a asemejar más a una carrera. Fangio en el Mercedes Benz W196, utilizado en 1954 y 1955, y Brabham al comando de un Brabham Repco V8 como el que guió para coronarse en 1966, no se dieron tregua para delicia de los espectadores.

Brabham adelante seguido por el Chueco.

Brabham ‘ganó’ esa exhibición apenas sobre el Chueco, en tanto Patterson y Jane quedaron a considerable distancia. Fangio, por entonces de 67 años, había sido invitado a la reunión por los organizadores de la carrera, para hacer una demostración con la Flecha de Plata. El Quíntuple sin embargo, adelantó que no iba a realizar exhibición alguna, sino que iba a competir.

Narra la crónica de entonces que el balcarceño, pretendía conducir con una remera como las usadas en sus días en la F-1, pero no pudo ser dada las normas de seguridad existentes en cuanto a partes del cuerpo descubiertas. Por eso debió lucir un overol blanco, permitiéndosele calzar sus viejas antiparras y casco. Un dato, a pesar de no haberse retirado hacía 20 años, Fangio seguía siendo titular de la súper licencia otorgada por la FIA.

Una historia la que te contamos acá en visiónauto, que vaya a saber cuantos conocen o recuerdan.

Imagenes: ABC Sport

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre