PRODUCIDO en el Polo Automotivo Jeep, en Pernambuco, el nuevo modelo global está para que lo vea la gente, los usuarios en el mercado brasileño, ¿luego en Argentina?.

Si el año pasado Jeep reinventó el segmento de SUVs compactos con el Renegade, para la marca que creó la categoría de los vehículos 4×4 llegó el momento de lanzar el nuevo referente entre los SUVs de gama media: el nuevo Jeep Compass. Producido en la moderna fábrica de FCA Fiat Chrysler Automobiles en Goiana (Pernambuco), el nuevo modelo une diseño, tecnología, desempeño y sofisticación en forma inédita en el segmento.

“Ahora la familia está completa”, comenta Sérgio Ferreira, Director General de Jeep para América Latina. “El nuevo Jeep Compass es un puente entre el éxito del Renegade y nuestra tradicional línea de importados, compuesta por Cherokee, Wrangler y Grand Cherokee. Y, como no podría ser de otra manera, la marca Jeep llega para establecer un nuevo padrón de calidad en esta categoría con un enorme potencial de crecimiento”, afirma.

El Jeep Compass se posiciona en la categoría de los SUVs medios con un proyecto de calidad sin fronteras. El modelo va a hacer su debut en Brasil, tanto en producción como en términos de comercialización, y se hará presente en más de 100 países. Esto demuestra la relevancia de nuestra región para Jeep y el papel que puede representar en línea con el objetivo de conquistar el liderazgo del mercado global de SUVs.

-publicidad-

 

Es la primera vez que en un vehículo producido en Brasil, el consumidor tendrá acceso a un conjunto avanzadísimo de ítems de seguridad, que incluirá control de velocidad crucero adaptable (ACC), monitoreo de cambios de carril (LDW) y aviso de prevención de colisión frontal (FCWp), entre otros.

La mecánica del nuevo Jeep Compass se destaca por la actualidad y variedad. Habrá versiones con el nuevo motor 2.0 Tigershark flexible, acompañado de una caja automática de 6 marchas y tracción 4×2. Otras configuraciones del nuevo SUV contarán con el consagrado propulsor 2.0 Multijet II, único diésel de la categoría. Y todo esa fuerza motriz es distribuida por una también exclusiva en el segmento- transmisión automática de 9 marchas y la tracción 4×4 Jeep Active Drive Low, la más avanzada de la categoría.

En el mercado brasileño, el nuevo Jeep estará disponible en las siguientes versiones: Sport, Longitude y Limited, equipadas con 2.0 Tigershark, y Longitude y Trailhawk, con 2.0 Multijet II.

 

El nuevo Jeep Compass presenta una estética con líneas emocionales y expresivas, de gran actitud y excepcionales proporciones. Las ópticas cuentan con luces LEDs tanto en la parte delantera como trasera de serie desde la versión inicial que proporcionan una atmósfera de refinamiento. La iluminación frontal se completa con luces diurnas y faros antiniebla, también presentes en todas las configuraciones del nuevo Jeep, y con proyectores de tipo cañón, que pueden ser de xenón (Trailhawk).

El interior trae materiales y terminaciones sin igual en el segmento, haciendo que la cabina resulte muy acogedora, sin perder de vista la funcionalidad inherente a los productos de la marca Jeep. Novedosa y de avanzada, la porción central del panel confiere un aspecto “musculoso” y está inspirada en el tronco del cuerpo humano. La idea se completa con el revestimiento suave al tacto del panel.

 

Antes de ingresar al nuevo Jeep Compass, la llave de presencia Keyless Enter’n’ Go (de serie a partir de la versión Longitude) ya comienza a demostrar el extenso equipamiento tecnológico, hecho para facilitar y, en especial, proteger la vida de todos los ocupantes. Con la llave en un bolsillo, es posible entrar al vehículo y encenderlo presionando el botón de la columna de dirección. La llave de presencia también cuenta con un encendido remoto de motor, que posibilita la climatización de la cabina, antes de ingresar en ella.

Bien al frente del conductor, la pantalla configurable de TFT (disponible todas las versiones) en el cuadro de instrumentos presenta casi dos decenas de informaciones de la computadora a bordo y de otros sistemas. Esta puede ser a color y de 7 pulgadas, destacando aún más el refinamiento interno.

 

Todo se comanda por botones en la parte izquierda del volante, que también incorpora comandos de control de velocidad crucero, (incluyendo ACC), de limitador de la velocidad y de audio. El confort a bordo puede ser ampliado con butacas que pueden configurarse electrónicamente tanto para el conductor (8 posiciones) como para los pasajeros (4 posiciones).

El paquete de serie de seguridad incluye, entre otros ítems, control electrónico de estabilidad (ESC), sistema antivuelco (ERM), sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS), control de velocidad crucero, control de arranque en subida, asistente de arranque en pendiente (HSA), frenos a disco en las cuatro ruedas con ABS, puntos de fijación Isofix en las butacas infantiles, transmisor de dirección en los retrovisores externos, faros antiniebla con función cornering (asciende del lado que se inclina en maniobras o en bajas velocidades) y dirección de torque dinámico (DST), que induce al conductor a virar el volante correctamente en una situación de pérdida de adherencia.

 

Por el equipo de VA.

Fotos: Prensa FCA.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre